GUATEMALA: Subida al Volcán San Pedro en el lago Atitlan.

Subida al Volcán San Pedro

Una de las principales actividades que teníamos planeado hacer en nuestra visita a Guatemala era la ascensión a un volcán. El país centro americano pertenece al cinturón de fuego del Pacífico. 33 son los volcanes que están en toda Guatemala, estando tres de ellos activos. Los hay para todos los niveles, fáciles como el Pacaya, o de varios días como el Tajamulco. Elije el que quieras para subir, pero hazlo, el premio es una experiencia inolvidable y unas vistas increíbles.

Subida al Volcán San Pedro

Primero subimos al Pacaya y luego a las faldas del volcán Santa María para ver las erupciones del Santiaguito. Ambas ascensiones fueron gratificantes, nos dieron la oportunidad de acercarnos un poco a uno de los mayores fenómenos de la naturaleza. Pero fue como un quiero y no puedo, faltaba algo, echamos de menos poder coronar la cima de uno de estos colosos y poder ver las vistas. Esta espinita nos la quitamos en el lago Atitlan, subiendo al volcán San Pedro.

COMO LLEGAR

El Volcán San Pedro es uno de los más fotografiados de toda Guatemala, quizás por su cono perfecto o por su entorno. Se encuentra en el lago Atitlan, uno de los lagos volcánicos más bonitos que se pueden ver en este planeta.

Para subir al volcán lo podemos hacer desde alguno de los pueblos colindantes, como Panajachel, pero lo más óptimo es alojarnos en San Pedro de la Laguna. Si elegimos la primera opción deberemos tomar la primera barca de Panajachel a San Pedro de La Laguna, que en condiciones normales tarda unos 45 minutos.

Subida al Volcán San Pedro

Desde San Pedro deberemos tomar un tuk tuk (10Q por persona) que nos lleva a la entrada del Parque Ecológico. También podemos hacer este tramo a pie subiendo por una única carretera serpenteante hasta la entrada. El tuk tuk te ahorra unos 20 minutos de ascensión y unos 400 metros de desnivel.

SUBIDA A LA CIMA DEL VOLCÁN

Una vez llegamos al parque ecológico del volcán San Pedro nos tuvimos que registrar. Mientras nuestro guía se encargaba de pagar la entrada, nosotros nos deleitábamos con unas inmejorables vistas de todo el cono. Una impresionante ladera que sería nuestro tormento en las próximas tres horas de caminata.

Subida al Volcán San Pedro

Partimos con mucha ilusión dando pasitos cortos, pues según el dicho mejor empezar las subidas como un viejo para terminarlas con la fuerza de un joven. El camino en constante ascensión nos lleva por plantaciones de café y maíz. Los locales llevan mucho tiempo explotando esta tierra llena de nutrientes procedentes del volcán. Estos terrenos que se encuentran al principio del volcán son de propiedad privada y en ellos está permitido el cultivo y la tala de árboles.

Después de más o menos una hora llegamos al primer mirador. Desde aquí se tienen unas muy buenas vistas de una parte del lago, de la nariz del indio y del pueblo de San Pedro de Atitlan. Aprovechamos para descansar un poco. La subida no había sido muy dura hasta aquí, pero el cansancio ya hacia mella en nuestras piernas.

Vistas desde el primer mirador, Subida al Volcán San Pedro

A pocos metros desde el mirador nos adentramos en la jungla, ya no veríamos más el lago hasta la cumbre. A partir de aquí la subida se hace más inclinada exigiendo un poco más de nosotros. En muchas ocasiones han puesto arboles a modo de escalera para facilitar la subida. Esto se agradece enormemente sobre todo en determinadas zonas donde la lluvia caída los días anteriores embarraron el terreno.

 Subida al Volcán San Pedro

En el transcurso del trayecto pudimos ver cantidad de flores distintas que nuestro guía se encargaba de identificar. Las condiciones especiales de humedad y los minerales del suelo favorecen el crecimiento de muchos árboles. Hay algunos que llegan hasta los 400 años de antigüedad. En cuanto a la fauna, también hay bastantes especies de mamíferos, aves y reptiles. Nosotros tuvimos la suerte de ver alguna culebrilla y muchas aves. Fueron estas últimas las que nos acompañaron durante todo el recorrido.

Culebra en el Volcán San PEdro

Metros antes de la llegada a la cima nos encontramos con el refugio donde se viene a pernoctar para ver amanecer. Siguiendo la subida a mano derecha es donde está el cono extinto del volcán. No se puede ver mucho por el gran número de árboles que hay.

Unas cuerdas en forma de pasamanos nos indican que ya casi estamos en la cima. Tras tres horas de subida llegamos a la cumbre del volcán San Pedro con sus 3.020 metros de altitud. El mirador consiste en una serie de rocas desde donde poder admirar el paisaje. El nuestro se hacía esperar, sólo se veían nubes.

Vistas en la cima del Volcán San Pedro

Sólo era cuestión de tiempo que de despejara un poco. Las nubes empezaron a clarear mientras nuestro guía nos indicaba que en pocos minutos tendríamos una vista completa. Y así fue. El paisaje es de los más bonitos que hemos visto nunca. Se puede ver el lago en su totalidad, y a nuestra derecha los volcanes de Atitlan (3.537 metros) y Toliman (3.158 metros).

Vistas en la cima del Volcán San Pedro

Vistas en la cima del Volcán San Pedro

El esfuerzo había merecido la pena. En los 45 minutos que nos quedamos en la cima vimos las nubes venir, las vimos irse, quedarse encima de nosotros. Teníamos ante nosotros una de las mejores vistas de Guatemala, el lago Atitlan.

La bajada se realiza por el mismo sitio. Nos lo tomamos con bastante calma, tanto que le dijimos a nuestro guía que se fuera y nos dejara bajar a nuestro ritmo. Más de dos  horas nos quedamos descansando en el mirador.

 

Nuestro vídeo de la ascensión:

DATOS PRÁCTICOS.

Aunque la subida es muy lineal, hay determinados senderos que usan los agricultores y pueden dar lugar a confusión en la ruta a seguir. Por esta razón es necesaria la contratación de un guía. Se debe tener especial cuidado con la persona a contratar. Nosotros vimos como uno de los guías de una agencia abandonaba a unos clientes por que no iban lo suficientemente rápidos para él.

Hay varias agencias tanto en Panajachel como en San Pedro que se encargan de proporcionar personal para hacer la ascensión. Nosotros preguntamos en uno de los restaurantes que nos recomendó los servicios de Isaías (150Q por persona), un profesor de inglés que lleva quince años subiendo con turistas a la montaña. No pudimos tener mejor guía, nos aconsejó a la hora de salir, nos ayudó en todo momento, y nos proporcionó información muy interesante tanto de la montaña como  del país.

Subida al Volcán San Pedro

 

La ascensión no es complicada, pero tampoco es una simple ruta de senderismo. Los 1.100 metros de desnivel que hay que subir requieren esfuerzo y voluntad. Es conveniente llevar calzado de montaña e ir equipado con capas. En la cima hace frio y se echa de menos algo de abrigo.

Subida al volcan san pedro

La ruta completa son 10 kilómetros. El GPS se conectó tarde

Es conveniente hacer caso a tu guía a la hora de salir. Puede parecer algo raro  comenzar la ascensión a las cinco de la mañana. Èl mira la climatología para saber cómo estará el tiempo en la cima

 

PANAMÁ: cruzar la frontera de Panamá y Costa Rica por el Paso Canoas

Paso de la frontera entre Panamá y Costa Rica por Paso Canoas

Nuestros días en el archipiélago de Bocas del Toro habían dado a su fin, dábamos por terminada nuestra estancia en Panamá para volver a Costa Rica. Sólo restaba pasar la frontera lo más rápido posible para llegar a Puerto Jiménez. En estas líneas vamos a contaros los trámites que nosotros seguimos para salir de Colon y llegar en una yincana de lanchas, botes, buses y busitos al Parque Nacional Corcovado en un día.

SALIR DE BOCAS DEL TORO Y LLEGAR A LA FRONTERA CON COSTA RICA

Paso de la frontera entre Panamá y Costa Rica por Paso CanoasEl empezar prontito es esencial, nosotros a las 5:30 am ya estábamos cogiendo un taxi (1$ por persona) al embarcadero que va a Almirante.  Es importante llegar cuanto antes, pues se suele llenar por la gente que va a trabajar a primera hora. A las 6am tomamos la lancha rápida (6$ por persona) y en tan sólo media hora estábamos en Panamá. Decíamos adiós a nuestro hogar de los pasados cinco días con un increíble amanecer sobre el archipiélago.

A la salida ya te están esperando los taxis que van a la estación de autobuses en apenas diez minutos (1$ por persona).

En dicha estación podremos ir al servicio o comprar algo, pero no nos podemos demorar mucho en coger un buen sitio, el bus se llena de gente y el trayecto es largo (8.45$ por persona). Salimos a las 6:45 y a las 10:35 ya estábamos en la estación de autobuses de David.

Paso de la frontera entre Panamá y Costa Rica por Paso Canoas

 

 

En la misma estación están los buses que van a Paso Canoas (2.20$ por persona).  Es un minibús que en el frontal pone Frontera. El trayecto de una hora y media nos deja en la frontera entre Panamá y Costa Rica.

 

TRAMITES DE LA FRONTERA

Este tramo de la frontera está bastante concurrido por los camiones que transportan mercancías entre uno y otro país. Es un paso un poco caótico, mucha gente por todos los lados. Nosotros una vez dejamos el minibús nos dirigimos a las ventanillas de migración para sellar la salida de Panamá.

Paso de la frontera entre Panamá y Costa Rica por Paso Canoas

Con nuestro sello de Panamá deberemos andar un poquito y ponernos en las colas de entrada de Costa Rica. Tanto en un tramo como en otro no nos pidieron nada que justifique nuestra salida del país.

Paso de la frontera entre Panamá y Costa Rica por Paso Canoas

ENTRADA EN COSTA RICA Y LLEGADA A PUERTO JIMÉNEZ

Muy cerca de donde se realizan los trámites de la entrada en Costa Rica está la estación de buses de Transgolfo. Aquí tomamos el bus que va a Golfito. El horario de estos buses va desde las 5:15am hasta las 6:30pm, con salidas más o menos cada hora.

Hay que tener en cuenta que en Costa Rica es una hora menos!!

Si no nos convence ir en bus, tenemos la opción de tomar un taxi rojo, cuya estación está muy cerca de donde se hacen los trámites de salida de Panamá.

Este bus local tarda una hora y media en llegar al puerto de Golfito. El precio es de 1175 colones por persona.

Paso de la frontera entre Panamá y Costa Rica por Paso Canoas

Paso de la frontera entre Panamá y Costa Rica por Paso Canoas

El último transporte que debemos tomar es el más importante, el que nos lleva desde Golfito a Puerto Jiménez (3000 colones por persona). La última de las barcas sale a las 2:30pm. En tan solo media hora estamos en Puerto Jiménez con tiempo suficiente para gestionar nuestros permisos y guías para acceder al Parque Nacional Corcovado.

Si no hemos podido llegar al último ferri, tenemos la opción de quedarnos aquí y salir en el primer ferri de la mañana, o tomar un bus que en tres horas llega a Puerto Jiménez.

Paso de la frontera entre Panamá y Costa Rica por Paso Canoas

 

Aquí os ponemos nuestro vídeo de como pasamos la frontera.

COSTA RICA: Cruzar la frontera de Costa Rica con Panamá por Sixaola.

Como llegar a Bocas del Toro desde Costa Rica por libre

Muy próximo a las zonas turísticas de las zonas del caribe costarricense se encuentra Sixaola, la localidad de Costa Rica que hace frontera con Panamá. Es aquí donde deberemos llegar para hacer los trámites fronterizos y pasar al lado panameño. En las siguientes líneas vamos a describir los trámites que nosotros realizamos para llegar a Bocas del Toro cruzando por este paso fronterizo.

COMO LLEGAR A SIXAOLA

Hay autobuses que van desde Limón, Cahuita o Puerto Viejo, y que te dejan a pocos metros de donde se realizan los trámites de la frontera. Nosotros tomamos el de las siete de la mañana desde Cahuita y en poco más de una hora estábamos ya en Sixaola.

Es importante saber que no hay bus que vaya desde Manzanillo a Sixaola, deberemos tomar uno que salga a Cahuita y en la misma estación de buses coger uno que vaya a la frontera. También está la opción del taxi, pero esto encarecería bastante todo el trayecto.

Otra opción para llegar es el coche. Si hemos alquilado uno para nuestro viaje por Costa Rica, no podremos pasar con él la frontera. Deberemos dejarlo en alguno de los parkings públicos que hay para tal fin. Estos aparcamientos están vigilados las 24 horas por unos ocho dólares al día.

TRAMITES DE LA FRONTERA

A pocos metros de donde nos deja la parada de autobuses deberemos continuar la calle hacia la derecha para sellar nuestra salida de Costa Rica. Este puesto fronterizo abre a las siete de la mañana. Es conveniente llegar cuanto antes, pues se llena bastante de gente.

Puente de Sixaola

Ahora deberemos cruzar el mítico puente de hierro que separa Costa Rica de Panamá. Aquí hay que ir sin miedo, pero mirando siempre al suelo jeje. Hay zonas en las que la madera está bastante carcomida, y aunque se ven pasar coches y camiones pesados no hay que fiarse mucho 8). Habíamos oído hablar mucho de este puente, que cruzan al día miles de personas, y no nos dejó indiferentes, las vistas del rio que hace frontera son inmejorables.

Tras cruzar el puente ya estamos en Panamá, concretamente en Guabito. En la oficina que está en el lado izquierdo, a pocos metros de la salida del puente, deberemos pagar la tasa de entrada de 3$. Nos ponen un sello en el pasaporte y al siguiente punto.

Llegada a Panamá

Con nuestro sello nos vamos al puesto de migración que se encuentra bajando las primeras escaleras que nos encontramos a mano izquierda. Hay que andar unos pocos metros y ya lo tienes. Aquí te sellan la entrada en Panamá y comprueban que todo está en regla.

Migración de Guabito

En muchas ocasiones te piden el billete de salida de Panamá y si no lo tienes te hacen comprar un ticket de bus desde la frontera a San José. Si este es tu caso tendrás que volver a Sixaola para comprarlo y presentarlo en la oficina de migración. Nosotros a pesar de que nuestra salida era de San José, en Costa Rica, les dijimos que teníamos billete de Panamá City, se lo mostramos y ni siquiera lo comprobaron 8).

COMO LLEGAR A BOCAS DEL TORO

Para llegar a Bocas del Toro deberemos ir a Changuinola. La única manera es en uno de los pick up taxis amarillos que se encuentran cerca de la oficina de migración de Guabito. El coste por persona es de 1,5 dólares. En el trayecto hay un puesto militar donde es normal que a los turistas nos hagan abrir las maletas y registrar un poco el contenido.

Taxis amarillos a Changuinola

Estación de buses de Changuinola

El taxi te deja en la misma parada de buses que van a Almirante. Aquí tomaremos un minibús por 1,45$ que en poco más de una hora nos lleva a nuestro destino. La parada está a pocos metros del puerto. No tiene perdida, solo deberemos seguir la calle que hace una curva a la derecha y nos daremos de bruces con las casetas de las lanchas que van a Bocas. El horario es  desde las 6 de la mañana hasta las 6 de la tarde cada día. Una vez en la caseta tendremos que poner nuestros nombres y pagar los 6$ que nos da acceso a un asiento en la lancha. El trayecto es bastante chulo, vas pasando por las islas que conforman el archipiélago hasta llegar a Colón en media hora.

Llegada a Bocas del Toro

A modo de resumen os ponemos los pasos y un video

  1. Bus de Cahuita a Sixaola
  2. Tramites salida de Costa rica
  3. Cruzar el puente
  4. Sello de entrada en Panamá
  5. Tramites de entrada en Panamá
  6. Taxi a Changuinola
  7. Bus a Almirante
  8. Lancha a Colón.

 

 

DATOS PRÁCTICOS

  • Hay que tener en cuenta que cuando pasamos a Panamá es una hora más.
  • Si al igual que nosotros comienzas a viajar desde Cahuita a las siete de la mañana, a eso de las 11:30 ya estarás en Colón con toda la tarde por delante para preparar tus excursiones o disfrutar de las playas.
  • Es posible llegar desde Tortuguero en un día. Hay que salir tempranito y tener en cuenta que la última barca de Almirante a Colón es a las 6pm.
  • Nosotros hemos expuesto la forma más económica de ir. También hay opción de coger shuttles o taxis desde Guabito que te hacen todo el recorrido desde la frontera.Aunque es una opción algo más cara, también es la más rápida y cómoda.

COSTA RICA: Cahuita, el paraíso del perezoso.

Parque nacional Cahuita

 

Esta región del caribe costarricense a camino entre Limón y Puerto Viejo cuenta con uno de los Parques Nacionales más bonitos de todo el país centroamericano. Si a esto le sumamos su ambiente caribeño y unas playas de ensueño, hacen de Cahuita un sitio perfecto para pasar un par de días y disfrutar de todo lo que te puede ofrecer.

Parque nacional Cahuita, mural

Tiene una población de antecedentes afro-caribeños y eso se nota en sus calles llenas de colorido, donde el sonido de los monos congo se intenta abrir paso con la música en vivo de algún garito. Muchos inmigrantes forman la población actual de Cahuita. Los jamaicanos llegaron buscando trabajo en la construcción del ferrocarril, mientras que los panameños lo hicieron intentando huir de la guerra con Colombia. Sea como fuere el presente de esta región se escribe con letras de Bob Marley y ritmos caribeños.

Calles de Cahuita

Mapa de Cahuita

PASEO POR EL PARQUE NACIONAL

El PN Cahuita tiene dos entradas bien distintas. Bajando la calle principal te das de bruces con la entrada del parque, que tiene un régimen de pago por donación. La segunda esta en Puerto Vargas, al final del parque. Esta última es de pago y para llegar, deberemos ir a la estación de autobuses, tomar un bus que vaya a Puerto Viejo y que pare a la entrada del Parque.

Nosotros elegimos la opción de pago (10$) para poder recorrer los ocho kilómetros de sendero en su totalidad. Una vez nos bajamos del bus hay un camino que se debe recorrer, hasta dar con el puesto donde te cobran los 10$ de entrada. Desde aquí hasta la estación del guarda parques hay un par de kilómetros donde se pueden empezar a ver animales, sobretodo aves.

Entrada Parque nacional Cahuita, Puerto Vargas

Estuvimos un buen rato hablando con el guarda parques que nos dio unos muy buenos tips para encontrar lo que habíamos venido a buscar, los perezosos. Estos mamíferos se alimentan de los brotes tiernos que hay en los almendros.  Nos comentó que hace pocos días se habían visto algunos por Punta Cahuita, más o menos en la mitad del parque.

El Parque Nacional Cahuita fue creado en la década de los setenta para preservar la fauna y la flora de esta región caribeña, a la vez que las especies marinas que habitan en sus aguas. Sus más de mil hectáreas nos pueden parecer muchas para recorrer y poder ver animales, nada más lejos de la realidad. Casi en su totalidad son manglares y zona pantanosa, por lo que nosotros sólo deberemos seguir un sendero que va paralelo a la costa y que no tiene perdida. Este camino va de un extremo al otro del parque, pasando por Punta Cahuita y diversas playas donde poder refrescarte.

Playas Parque nacional Cahuita

Con el oleaje del caribe como telón de fondo comenzamos nuestra andanza por este bello Parque Natural. Con la vista puesta en las alturas, intentado ver algún mamífero fuimos siguiendo el sendero que paralelo a la playa, de vez en cuando se metía al interior para volver una y otra vez al mar caribe. Estas calas nos daban una idea de lo que debió de ser todo este litoral, pequeñas playas de arena fina con palmeras por todos los lados. Embriagados por su belleza, Cahuita nos iba enseñando sus secretos en dosis pequeñas. Primero fueron algunos insectos, arañas, lagartijas más o menos grandes y alguna iguana. Pasito a pasito y en silencio nos fuimos acercando a un entramado de ramas en las que algo se movía. Nos dimos de bruces con un Basilisco grisáceo totalmente mimetizado con el ambiente. Este animal que los locales llaman Jesucristo por lo de andar por la superficie del agua, nos lo habíamos perdido en Tortuguero, por lo que nos hacía especial ilusión verlo por aquí. Fueron varios los que se dejaron ver a lo largo de todo el recorrido.

Parque nacional Cahuita

Parque nacional Cahuita,Mariposa Buho

 

Parque Nacional Cahuita, Basilisco

Continuamos el camino hasta llegar casi a la mitad. Muy atentos a las copas de los árboles y sobretodo de los almendros, nuestro principal objetivo apareció ante nosotros. A poco menos de un par de metros había un perezoso de dos dedos que curioso miraba nuestros movimientos a la  par que daba buena cuenta de un buen manjar. Parsimonioso iba pasando de rama en rama buscando su sustento mientras nosotros nos deleitábamos con su lento movimiento. El perezoso es un animal que vive casi todo el tiempo en las copas de los árboles, donde adquiere su sustento, y sólo baja cada mucho tiempo a defecar. Con mucha más destreza que en los árboles, también se les puede ver nadando en los ríos.

Parque Nacional Cahuita, Perezoso

Parque Nacional Cahuita, Perezoso

Nos fuimos a Punta Cahuita, donde está el guarda parques que nos explicó muchas cosas de los animales que se pueden ver por la zona. En este punto es donde se hace snorkel, eso si hay que hacerlo con un guía ya que está totalmente prohibido meterse en los corales por tu cuenta. Mientras descansábamos apareció una familia de mapaches cangrejeros. Bastante acostumbrados a la gente, se paseaban entre nosotros desenterrando eficazmente cangrejos de todos los tamaños. Era divertido verlos corretear cerca de la orilla ajenos totalmente a nuestra presencia.

Parque Nacional Cahuita, Mapaches Cangrejeros

Hasta aquí habíamos estado completamente solos recorriendo el parque. En el tramo desde Punta Cahuita a la entrada por donación fue donde más gente nos encontramos. Aunque hay que decir que no es un parque muy masificado.

Entramos de lleno en la zona de los monos donde varios capuchinos nos daban la bienvenida. Iban saltando por los arboles buscando unos frutos que rompían contra las ramas para comerse lo de dentro. A estos monos también se le llama Cari Blanca, son de corto tamaño y se encuentran en todo centro américa.

Parque Nacional Cahuita, Mono Capuchino

El camino desde aquí se tornó un poco pantanoso por las lluvias de días anteriores. Pasando por diversos puentes llegamos cerca de Rio Perezoso donde no queda más remedio que descalzarse para cruzarlo. Es normal ver animales venir a beber por aquí. Nosotros nos encontramos de nuevo con nuestra familia de mapaches preferida.

Muy cerca del rio que hace honor a su nombre nos encontramos con varias especies de perezoso de tres dedos, el más común que se ve por estas tierras. No solo por las uñas se les diferencia, también por el color de pelo, bastante más oscuro y por qué tienen menor cantidad en la nuca. También la cara es distinta, los de tres dedos tienen una sonrisa perenne y los ojos como los de un mapache.

Parque Nacional Cahuita, Río Perezoso

Parque Nacional Cahuita, Perezoso

Cerca de la entrada al parque hay una pequeña playa donde vienen los locales a pasar el día. Aquí nos quedamos un rato descansando, para volver a retornar otra vez por nuestros pasos y poder ver algo más de vida animal. Según nos acercábamos a uno de los puentes, el guarda parques nos marcó una serpiente verde, imposible de ver si no tienes los ojos muy entrenados.

Parque Nacional Cahuita, Serpiente Verde

La suerte se alió con nosotros y vimos todo el lento proceso de un perezoso para bajar de un árbol. Son increíbles estos animales, totalmente diferente a cualquier cosa que hayamos visto. Se había cumplido con creces nuestro objetivo, los perezosos engrosaban la interminable lista de animales que veríamos en Costa Rica.

Parque Nacional Cahuita, PerezosoParque Nacional Cahuita, Perezoso

Parque Nacional Cahuita

Cahuita nos había encantado por muchas razones, pero la esencial es el entorno, uno de los más bellos de todo Costa Rica, y donde se ven animales en su hábitat natural de una manera fácil.
Nuestro video de lo que vimos en Cahuita.

DATOS PRÁCTICOS

  • Como ir a Cahuita

Desde Torguero la opción más rápida es ir hasta Moin en lancha (30$) y luego coger un taxi hasta Cahuita (15$). El trayecto en barca suelen ser 4 horas y el taxi una hora. También podemos desde Moin tomar el bus que va a Limón y luego a Cahuita

Desde San José hay un bus que sale a las 6, 10, 12, 14 y 16 con una duración de cinco horas.

La opción que nosotros tomamos fue desde Manzanillo coger un bus que en una hora te deja en la estación de buses de Cahuita, muy cerca del núcleo urbano y del parque nacional. Este bus es el mismo que pasa por Puerto Viejo, por lo que si decides alojarte aquí también hay opciones para ir al parque y volver en el mismo día.

  • Cuando ir

La época seca son los meses de Febrero, Marzo, Junio, Septiembre y Octubre.

  • Que hacer en Cahuita

A parte de ver animales en los senderos del Parque Nacional, también se pueden ver en los caminos fuera del parque. Puede ser una muy buena opción alquilarse una bicicleta y perderse por los alrededores. También nos podemos acercar a Playa Grande y Playa Negra que aunque no gozan de la belleza salvaje de las playas del parque nacional, no están mal para darte un bañito. Nosotros disfrutamos de un bonito paseo hasta Playa Grande donde pudimos ver una familia de monos congo al atardecer.

Cahuita, Mono Congo

Dependiendo del mes en que vayamos, y de la visibilidad del agua, una muy buena opción es hacer snorkel en Punta Cahuita. Hay posibilidad de ver tortugas, tiburones, peces de arrecife y un bonito coral.

En época de desove se organizan salidas nocturnas con guía para ver a las tortugas poner los huevos.

  • Donde dormir

En Cahuita hay muchas opciones donde alojarte. Hay desde pequeños apartamentos con cocina en medio de la selva, para pasar una temporada, hasta cabinas muy asequibles de precio muy cerca del parque nacional. Nosotros nos alojamos en Cabinas Calipso, una muy buena opción calidad precio con servicio de Wifi incluido, baño en la habitación, y dos camas bastante amplias.

También existe la opción de acampar, aunque se encuentra a casi dos kilómetros de la estación de autobuses.

 

 No te pierdas nuestra guía de Costa Rica, para viajar al país por libre.. click aquí

 

 

NOS VAMOS A GUATEMALA, BELICE Y HONDURAS

Guatemala, Belice y Honduras

Ya estamos otra vez con otra nueva ilusión en forma de viaje. El destino y un vuelo barato nos llevan de nuevo a América, continente que teníamos un poco “olvidado”, pero que llevamos repitiendo en nuestros tres últimos viajes. Pasaremos un mes entero en Centroamérica, donde Guatemala será el plato fuerte. Y ya que estamos cerquita que mejor sitio para bucear que en la segunda barrera de coral más grande del mundo. Nos sumergiremos en las aguas cristalinas de Belice y Honduras, donde pasaremos varios días descubriendo sus fondos marinos.

Guatemala tiene de todo y para todos los gustos. Naturaleza, de las mejores ruinas maya, parajes naturales, etnias y muchos volcanes. La zona volcánica de Guatemala es una de las más importantes del planeta, formando parte del cinturón de fuego del Pacífico. Hay 33 volcanes de los cuales 3 todavía están activos. Esta ya es una razón más que suficiente para visitar el país. A nosotros nos apetece mucho subir otra vez a un volcán, y recordar nuestras andanzas por Indonesia en el Sibayak o en el Kelimutu.

ITINERARIO Y PREPARATIVOS

Nuestro itinerario se ha basado principalmente en ver los principales atractivos de Guatemala. Haremos una “mezcla” de zonas naturales, ciudades coloniales, reservas, y ruinas maya. Como viene siendo habitual no tenemos nada cerrado, salvo la primera noche en Antigua, así daremos rienda suelta a la improvisación, y nos iremos moviendo según lo que nos apetezca hacer en cada momento.

Guatemala, Belice y Honduras

 

Partiremos de Madrid en vuelo directo con Iberia a Guatemala City. Todo en esta ciudad son críticas, así que nos iremos a Antigua a pasar los primeros días. Desde esta ciudad colonial intentaremos subir al volcán Pacaya, a ver si tenemos suerte y podemos ver algo de lava.

Xela o Quetzaltenango será nuestro siguiente destino. Rodeada de volcanes, ir a esta ciudad es el pretexto perfecto para subir a alguno. Entre los “afortunados” están el volcán Santiaguito, el Santa María o el Tajamulco que con sus 4220 metros es el techo de Centroamérica.

Desde aquí partiremos en lo que puede ser la gran aventura de este viaje, un trekking de tres días para llegar al lago Atitlan, uno de los más bonitos del mundo. Donde pasaremos varios días recuperándonos y recorriendo los pueblos de los alrededores.

El trayecto más largo lo haremos desde Panajachel, en el lago Atitlan, hasta Lanquín. Nos llevará lo menos 10 horas llegar a esta localidad, pero seguro que merecerá la pena. Aquí nos espera Semuc Champey, otro de los tesoros escondidos que tiene Guatemala. Este enclave natural son unas pozas de color verde turquesa rodeadas de un espeso bosque tropical. Este es el hábitat de numerosas especies tanto de aves como de mamíferos. Será un buen momento para poner en práctica lo aprendido en Costa Rica y poder ver animalitos en su hábitat natural.

Ahora le toca el turno a los que muchos catalogan como la octava maravilla del mundo, Tikal. Estas ruinas maya comidas por la selva, son de las más grandes que existen. De aquí saltaremos a Belice por tierra. Llegaremos a Cayo Corker o Cayo Caulker para disfrutar de lo que dicen uno de los mejores snorkels que existen. Bucearemos con tortugas, tiburones gato y si tenemos suerte con algún manatí.

Después de pasar unos días en las aguas del caribe, volveremos a Rio Dulce donde “sumergiremos” en la selva y en la cultura garífuna antes de afrontar el tramo final del viaje. Cruzaremos a Honduras para pasar buceando una semana en Utila, una de las islas del caribe. Antes de volver a Guatemala iremos a Copan, unas ruinas maya más importantes. Y con esto y un bizcocho nos volvemos a Guatemala para tomar nuestro avión con destino a Madrid.

 

Pondremos fotitos en nuestras redes sociales

Lo Mejor esta por llegar en facebook

 

Un abrazooooo
Nos puedes seguir por Facebook, Google Plus, Flickr o Youtube