DIA5 INDIA 2009. Amritsar , de camino a Jaipur

PAGO HOTEL AMRITSAR -MERCURY INN

500
ZUMOS EN BAZAR (2)

50
COMPRA DE PLATANOS EN EL BAZAR

10
CHAI EN EL PUESTO CON EL SIKH

5
AGUA EN EL BAZAR

15
AGUA EN EL BAZAR PARA ESTACION

36
PLATANOS EN EL BAZAR

10
RICKSAW A LA ESTACION DE AMRITSAR

40
GALLETAS EN LA ESTACION

23
CHAIS (2) EN EL TREN

8

Hoy el día comenzaba pronto, a las 4:15 sonaba el despertador, y había que irse rápido pues la ceremonia de sacar el libro comenzaba a las 4:30.

Carmen se encontraba un poco mal, así que decidimos que mejor se lo contaba yo luego 8).  Como ya comentamos antes, el hotel esta a 200 metros del recinto del templo dorado. Todavía estaban los Shaduhs durmiendo en las aceras, aunque alguno que otro se estaba desperezando ya, supuestamente para ir a la ceremonia, comer en el templo, o simplemente bañarse en la piscina del templo.

Como el día anterior dejé las sandalias en la taquilla, me puse el pañuelo en la cabeza , me lave los pies y adelante.

Ya había movimiento en los alrededores del lago. Le pregunté a uno de los que allí trabajan, y me dijo que la ceremonia tenía lugar justo en frente de la pasarela por donde se accede al templo dorado, y que el mejor sitio para verlo era en el lado izquierdo (te debes posicionar dando la espalda al templo dorado).

Estaban todavía colocando las verjas que separarían mas tarde a los que traerían el libro sagrado de los que presenciábamos la ceremonia.

Como todavía no estaban colocadas todas, fui a dar una vuelta por los alrededores. Había una serie de habitaciones  en las que algunos sikhs ya estaban leyendo las oraciones del día, y los fieles podían seguir la lectura por medio de un cristal.

También empezaban a comprar las ofrendas que luego le harían al libro sagrado o Adi Granth, son como una especie de tartaletas, con unas hojas. Por esto pagan algo de dinero, no sé si es fijo  o la voluntad, el caso es que van con ello al templo dorado y lo entregan a la entrada.

Ya empezaba a haber gente en las barandillas, por lo que me coloqué en el lugar donde me había dicho el sikh.

Lo primero que hacen es traer una especie de carroza para llevar el libro a su sitio.

La perfuman adecuadamente, hacen una especie de cama con dos colchones cubiertos con una sabana cada uno. Todo esto acompañado de los canticos y rezos de los Sikhs. Llenan con flores tanto la  cúpula, como el interior.

Se llevan la carroza al lado derecho, justo en frente de unas escaleras, que son por las que baja el libro sagrado.

Mientras tanto mujeres voluntarias limpian el suelo donde ha estado la carroza.

Colocan el libro en la camita que le han hecho previamente, y se lo llevan en procesión hasta el Harmandir Sahib o Templo Dorado. Una vez dentro los fieles ya pueden visitarlo. Esto dura hasta las 5:30. Cuando empiezan los canticos, es que ya ha llegado el libro a su interior, y los fieles se paran y se ponen a rezar mirando al templo dorado.

Después de esto empiezan las actividades del templo.

Unos escriben  cosas en la pizarra, mientras los demás lo ven con cierta sorpresa

Otros dan vueltas alrededor del lago portando una bandera y seguidos por fieles que entornan canticos o rezos.

Otros dan vueltas  alrededor de unas columnas que hay.

Otros simplemente se sientan y miran con asombro la maravilla que tienen delante.

Hacia un poco de fresco, sobre todo porque el mármol estaba bastante frio, así que me senté en las inmediaciones del lago a esperar que amaneciera. Tanto el templo como el lago y los distintos edificios van cambiando de color a medida que sale el Sol. Merece mucho la pena ver amanecer en el recinto del templo, y observar los rezos y baños matutinos.

Sobre las 7am ya ha salido el sol totalmente, por lo que me fui a buscar a Carmen al Hotel. Descansamos un rato, recogimos las mochilas  e hicimos el check out del hotel. No tienen habitación para dejar las mochilas, pero si las puedes dejar al lado de recepción.

Nos fuimos a dar una vuelta por los bazares y desayunar un chai, zumos y algo de fruta. Aquí nos encontramos con otro Sikh, que no tenía ni idea de hablar ingles, pero que le habíamos caído simpáticos. Nos enseñaba el cuchillo, y se señalaba el turbante, como queriendo decirnos algo. Al final lo que quería era que le hiciéramos una foto y que se la enseñáramos.

Volvimos al templo dorado, en donde pasamos una hora observando a la gente, y hablando con los Sikhs.

Luego nos fuimos a otras zonas que no habíamos explorado el día anterior.

En el otro lado de la pasarela hay un acceso  a los comedores y al complejo donde duermen los pelegrinos

Era pronto, pero teníamos un poco de hambre, además sobre las 14:00 salía nuestro tren a Jaipur, por lo que deberíamos comer antes.

En el Templo sirven comida gratuita varias veces al día, en este comedor puede comer todo el mundo, y están encantado de que lo hagas. En la entrada vimos al Sikh con más pelo de todos los que nos habíamos encontrado en estos dos días.

Justo a la entrada del recinto tienes que coger una bandeja y luego entras en el comedor, te van colocando según llegas. Tienes que sentarte en el suelo, y van pasando con la comida (chapati, dal, arroz, dulces, etc.). Todo riquísimo, una de las mejores comidas que hemos probado en la India.

Aquí si que éramos los únicos extranjeros, y les sorprendía mucho. Se estuvieron haciendo fotos y hablando con nosotros un buen rato. Son encantadores.

Despues de comer, fuimos a las cocinas, que están funcionando todo el tiempo.

Aquí hacen el arroz , los chapatis, etc.

Estuvimos haciendo fotos por allí, y nos invitaron a un rico Chai, justo antes de irnos.

Recogimos las mochilas del hotel, y nos fuimos a las afueras donde estaban los rickshaw para pillar uno a la estación.  Pagamos 40 INR para ir la estación.

A las 14:00 salía nuestro tren con destino a Jaipur. Este sería el tren en el que estaríamos más tiempo, unas 18 horas.

Esta vez no hubo ningún problema. Buscamos el número de tren, y la plataforma, y accedimos a nuestro vagón. El mismo compartimento estaba un abuelo y su sobrino, que no hablaron casi nada con nosotros, y menos entre ellos.

En los trenes tienes enchufes para cargar móviles, o conectar el ordenador, por lo que nosotros nos pusimos a ver un par de episodios de prison break. Sobre las 22:00 nos hicimos la cama, y a dormir que en unas horas llegaríamos a Jaipur.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s