DIA7 INDIA 2009. Jaipur la ciudad rosa

PAGO HOTEL JAIPUR 
 
850
ENTRADA CITY PALACE
 
600
OBSERVATORIO ASTRONOMICO
 
200
AGUA OBSERVATORIO 
 
20
FRUTA MERCADILLO TROCEADA
 
60
ENTRADA JAIGAR FORT CAMARA
 
50
AGUA JAIGAR FORT
 
15
PEPSI JAIGAR FORT
 
30
ENTRADA NAHARGHAR FORT (RICKSAW)
 
10
ENTRADA NAHARGHAR FORT 
 
60
COMIDA EN EL NAHARGHAR FORT
 
180
PAGO RICKSAW ABDUL
 
1000
CENA HOTEL SUNDER PALACE
 
240
RICKSAW A LA ESTACION
 
30
AGUA Y GALLETAS ESTACION
 
42
AGUA ESTACION
 
12

 

Hoy hemos comenzado el día a las 10:00, hora en la que habíamos quedado con Abdul. Previamente hemos hecho las mochilas, y las hemos dejado en una habitación que tiene el hotel para tal fin. Hacemos el checkout y nos vamos a nuestro rickshaw.

Por la mañana vamos a visitar lo que sería la ciudad de Jaipur, y por la tarde nos iríamos a los fuertes que nos dejamos de ver el día anterior.

Empezamos por el City Palace (300INR), ubicado en el centro de la ciudad fue construido por el maharaha Jai Singh II en 1729, sus sucesores llevaron a cabo numerosos cambios posteriores. Nada más entrar ya puedes ver la diversidad de colores que hacen gala sus edificios de estilo rajput y mogol. Fue residencia de los Rajputs y te dejan ver algunas de sus estancias.

Incluido en el precio está la audio guía en un perfecto castellano con sabor a tango.

La visita tuvo lugar en una hora y veinte minutos. En ese tiempo, pudimos ver los magníficos edificios Diwan-I-Khas (Hall para las audiencias privadas), Mubarak Mahal, Rajendra Pol, etc.

Saliendo del Palacio de la Ciudad pudimos ver a otros “encantadores de serpientes”, que hacían las delicias de los turistas.

A pocos metros  se encuentra el  Jantar Mantar observatorio astronómico construido en 1728. Este es uno de los 5 observatorios construidos por el Maharaha Sawai Jai Singh II .

En su interior hay una gran cantidad de instrumentos relacionados con la astronomía. Puedes coger un guía para que te explique todos los artilugios, aunque para nuestro gusto con la información que hay en cualquier guía de viaje te vale, a no ser que seas un fanático de la materia. El coste de la entrada son 100INR.

 

Después del Jantar Mantar, nos estaba esperando Abdul para llevarnos a tomar un poco de fruta. No iba a ser fácil, tuvimos que esperar como media hora en el tuk tuk. No había manera, todos intentábamos entrar y salir por el mismo sitio y a la misma vez. El atasco era monumental, todos las motos, rickshaws, coches, etc pitando, y eso no era lo peor, la cantidad de polución, si ya de por si Jaipur es una ciudad con una cantidad considerable, no os quiero ni contar en estas situaciones. Tardamos como 20 minutos comiéndonos el humo de todo “bicho” con ruedas que por allí pasaba.

Dimos con un puesto de frutas muy majo, que nos preparó un mezcladito de piña y papaya y plátano todo cortadito y bien puesto en un papel de periódico. Nos sentamos en los alrededores, y nos fuimos a nuestro siguiente destino, el Hawa Mahal

A la 13:00 estabamos en el palacio de los vientos o Hawa Mahal. Es recomendable verlo por la mañana, por la tarde se ven muchas sombras que dificultan la fotografía. Es una de las postales más emblemáticas de Jaipur. Fue construido en 1799 por el Maharaha Sawai Pratab Singh. Fue construido para que las mujeres de la corte pudieran ver lo que se “cocía” en las calles de Jaipur, sin ser vistas.

Fue como la visita al médico, bajamos del tuk tuk, nos hicimos 4 fotos contadas, y en seguida nos estaba diciendo que ya estaba bien, que teníamos que seguir. Aquí fue cuando empezaron los “problemas” con Abdul. Nos llevó a una tienda de ropa, cercana al palacio de los vientos cuyos precios eran bastante altos. El “mirar y no comprar” ya empezaba a sonarnos demasiado, y también las caras de los vendedores, conductores etc cuando no comprábamos.

La cara de decepción de Abdul iba en aumento, pero todavía quedaba mucho día. Lo siguiente fue subir al Jaigarh Fort, no sin antes pararnos en un mirador para poder admirar las magnificas vistas de los Cenotafios Reales(Gaitor), y del Palacio del Agua (Jal Mahal). Acordamos venir al atardecer ya que la luz sería mejor.

La subida al Jaigarh Fort cada vez se hacía más dura, y es que el estado de la carretera no era el más idóneo para el Tuk Tuk, pero en fin. Tardamos algo más de 40 minutos en llegar. La entrada al Jaigarh Fort es gratuita ya que entra con el ticket del City Palace, lo que si tuvimos que pagar es la cámara (50INR). Se puede entrar con el Tuk Tuk, pagando 50 rupias, pero nosotros preferimos hacerlo por nuestra cuenta, aunque tuvimos que andar bastante.

El Fuerte está bastante bien conservado, pero lo más espectacular son las vistas que se tienen del fuerte Amber. En su interior hay templos, jardines, salas y museos.

Nosotros le dedicamos una hora. Hay dos torreones que merecen la pena por las vistas que hay sobre el fuerte y el resto de Jaipur.

Después de la visita, nos estaba esperando Abdul en el tuk tuk para llevarnos al fuerte Nahargarh Fort  también conocido como Tiger Fort. Hay que pagar 10 INR por el rickshaw para poder entrar, y luego 30INR por persona para la entrada al fuerte.

En sus dependencias hay un restaurante, en el cual nosotros comimos, acompañados ya de nuestro mas mejor amigo Abdul, que no se separaba de nosotros ni un momento. La comida no está mal, nosotros nos decantamos por unas pakoras y unas tortillas masala, por el precio de 180INR.

Cuando comimos empezamos la visita al Nahargarh Fort. Este fue construido en 1734 por el Maharaha  Sawai  Jai Singh II, destacan los frescos de algunas salas, así como las vistas que hay sobre Jaipur. La visita fue de alrededor de media hora.

En el interior hay muchos monos jugando, y les tiramos unas fotos.

La diferencia entre las fotos anteriores fue EL ACOJONE.

Foto1:Hay que mono mas bonito, vamos a hacerle una foto.

Foto2:JODER que viene el mono!!!!..

Ya estábamos un poco cansados, y tras ver los alrededores y contemplar las maravillosas vistas de la ciudad decidimos que el día de visitas por hoy ya había concluido.

Se lo comunicamos a Abdul, y tampoco le gustó mucho, creo que él tenía en mente un bonito tour de tiendas para nosotros.

Paramos para ver el atardecer de Gaitor desde arriba, ahora el color era bastante mas intenso

Abdul -Al final os vais a ir sin comprar nada de Jaipur eh.. ja ja ja (risa falsa).

-Pues va a ser que si, no hemos visto nada que nos gusté.

Abdul-Y no queréis ir a una tienda de piedras preciosas del gobierno? .

-No Abdul, tenemos un presupuesto ajustado y no nos vamos a gastar más dinero.

Esta respuesta tampoco le gustó mucho, su cara ya no era tan sonriente como el primer día.

Abdul ya estaba que echaba chispas, y nosotros muy cansados, y sucedió lo que ninguno quería, se nos rompió el tuk tuk. Paramos un momento en la ciudad, y el comenzó a hablar con otro indio, habían llegado a la conclusión de que el tuk tuk se había quedado sin gasolina, y que el otro hombre se la tenía que prestar. Pues bien, sacaron un poquito en una garrafa y se la echaron a nuestro tuk tuk. El trasto no arrancaba ni pa tras. Tras varios intentos conseguimos arrancarlo a base de no pocos empujones y esfuerzo, pero se paraba rápido, así que Abdul empezó a acelerarle más una vez arrancado, nos subimos pero iba muy acelerado, y sabía que en cuanto se parara tendríamos que volver a empujar. Si ya de por si la conducción es muy agresiva no te quiero ni contar en esta situación y con licencia para no parar. No dejaba de pitar,  adelantar de una manera un tanto peligrosa, y el motor muy acelerado. En cuanto veía que iba a pillar un atasco, se daba la vuelta o hacia alguna maniobra tipo rally, lo que fuera para que el tuk tuk no se parara.  En una de esas no tuvo más remedio que parar, lo dejó en punto muerto y empezó a acelerar bruscamente hasta que el tuk tuk dejó de funcionar. Mientras Abdul lo guiaba, nosotros empujábamos, la gente nos pitaba, las vacas, coches y demás tuks tuks nos esquivaban, y nosotros lo único que queríamos era llegar a una gasolinera, bueno eso quería Abdul, nosotros queríamos llegar a nuestro hotel, aunque la cosa parecía que iba de mal en peor.

Tras un rato empujando, llegamos a la gasolinera, lo estuvieron mirando, y seguía faltándole gasolina (normal, si le había echado muy poquito), el tema estaba en que cuando se la echaban y nos poníamos a andar, se salía por algún conducto. Según Abdul en la subida a la montaña probablemente nos dimos con alguna roca y fue lo que rompió el conducto de la gasolina.  

Pusieron más gasolina, y volvimos a la carretera, no quedaba mucho hasta nuestro hotel, pero nosotros no teníamos ni idea de ir, le sugerimos que si cogíamos otro rickshaw, pero nos dijo que no, así que nos montamos tras empujar un poco, y volvimos a las andadas de los acelerones, pitidos y demás.

Llegamos al Hotel, y se ofreció a llevarnos a los demás sitios que teníamos planeados en otro tuk tuk. Nosotros ya no podíamos más y así se lo hicimos saber.

-¿Bueno Abdul, y cuanto te debemos? .

Aquí fue cuando nos dimos cuenta de que habíamos cometido dos errores. El primero fue no pagarle el dinero del primer día, (las 400 rupias pactadas), y el segundo fue no quedar en nada fijo para el segundo día.

-Abdul. Lo que vosotros queráis.

Ya lo habíamos hablado antes, y dado que el primer día eran 400 INR , el segundo lo valoramos de la misma manera, así que 800 más 200 de propina, le pagaríamos unos 1000 INR.

Le dimos el billete de 1000 INR, y joder, menuda cara de decepción (más adelante aprendimos que esta cara ya la tienen ensayada, y que te la van a poner le des lo que le des). Que era muy poco, que lo mínimo serian 1200 INR, que lo justo serían 1500 INR.

Nosotros ya habíamos visto los precios que se pagaban por día en Jaipur por un Tuk Tuk, que eran de 300 a 400 INR, así que lo considerábamos justo. Además le habíamos pagado la comida los dos días que había estado con nosotros.

Abdul seguía con su teatro, que si sus hijos, que tenía que darlos de comer y una educación. Nos comentó que nos había llevado hasta el Tiger Fort, que no suele ir nadie.

Y que le comentáramos a los del hotel que cuanto era el precio que cobran ellos por un itinerario similar.

Esperamos a que Abdul tuviera “arreglado” el tuk tuk , y hubiera llamado a alguien por si las moscas. Nos despedimos de Abdul, con un poquito de mal rollo por ambas partes, y un poco de sentimiento de culpa .Todavía no estábamos lo suficientemente maleados en la India.

Nos subimos al hotel, estuvimos esperando un buen rato en la terraza, que por cierto se está la mar de bien, y nos decidimos a cenar en el hotel,  y hacer algo de tiempo hasta irnos a la estación rumbo a Jaisalmer.

La comida estaba bastante bien, nos pedimos unos noodles y un thali vegetal, con un par de lassis de platano por 240INR.

Pillamos nuestras maletas de la consigna del hotel, nos despedimos de los dueños, y negociamos un tuk tuk a la estación por 30INR. Casualidades de la vida, este hombre era el que nos estaba esperando el primer día en la estación. Llegó un pelín tarde y por eso no pudimos ir con él al Hotel. Pues bien, le preguntábamos cuanto costaba un rickshaw para un día entero, y el nos comentó que unas 350, y que normalmente luego le solían dar unas 50 INR de propina. Salía a la hora que nos venía bien, y a la hora de volver lo mismo, que había gente que había vuelto sobre las 22:00 después de un día visitando.

Bien, ya nos sentíamos un poquito mejor. Llegamos con una hora de antelación a la estación de Jaipur, buscamos de donde salía nuestro tren, y a esperar.

Esta vez no hemos tenido suerte y nos han dado las dos literas de arriba en un compartimento de 4 camas… son las 12 y hay que hacer las camas, nuestros compañeros de abajo son Indios, y como tales quieren poner el aire acondicionado a tope… pero esta vez el control es nuestro 8). Esta noche podremos dormir sin el polar.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s