DIA15 INDIA 2009 De Udaipur a Pushkar.

AGUA

20
HOTEL DE MEDIO DIA

500
LAVANDERIA HOTEL MEWAR HAVELI

80
GALLETAS

25
ZUMO EN EL BAZAR

15
COMIDA EN EL RAINBOW

230
RICKSAW A LA ESTACION DE TREN

40
BOTELLA AGUA (2 LITROS)

25
CENA EN EL HOTEL EVEREST

82



No hemos pasado buena noche, el estómago esta otra vez jorobado, y Carmen no ha podido dormir bien. Bajo a preguntarle al encargado del hotel, si nos podemos quedar hasta que salga nuestro tren a Pushkar a las 17:30. Pero nada, que no es posible quedarnos en el hotel, pero nos da la oportunidad de irnos a otro sitio que está al lado, y pagar solo la mitad del día.

Hacemos las maletas y el checkout del hotel. El pago ya lo habíamos hecho por internet, fueron 44$, por lo que sólo quedaba la lavandería, que fueron 80INR.

Al hacer el checkout del hotel, nos dieron junto con las facturas una serie de postales muy majas, todo en un sobre muy bien. También le pagamos los 500INR del medio día en el hotel

El encargado nos acompañó al nuevo hotel (Aasiya Haveli), que estaba a tan solo 5 minutos andando. Un sitio muy tranquilo a pocos pasos de donde están las lavanderas en el rio.

Comprobamos que teníamos electricidad y agua caliente para ducharnos si queríamos. Yo estuve preparando las fotos, mientras Carmen descansaba.

A la una de la tarde decidí ir a dar una vuelta.

A pocos metros se encontraba el templo Jagdish, construido por el maharahá Jagat Singh

En su interior podemos encontrar una imagen en piedra negra de Vishnu

La entrada es gratuita, y se pueden ver muchos shadus tanto en la entrada como en el interior.

Tras volver a dar una vuelta por el mercado, sobre las 14:30 nos fuimos a comer algo, ya que a las 17:15 teníamos el tren con destino a Ajmer, de unas 5 horas de duración. El restaurante elegido fue el Rainbow Restaurant. Éramos casi los únicos que estábamos comiendo allí, y el dueño nos estuvo preguntando cosas. Acababa de venir de Pushkar, así que teníamos la oportunidad de saber de primera mano información fehaciente sobre la feria. Lo que nos dijo no era muy aragüeño, el se vino precisamente por el calor que hacía. Por 230INR nos comimos unas tortillas, cocacolas y unos noodles , y unos lassis de plátano para ambos. Las vistas impresionantes, nos quedamos un buen rato disfrutando de la maravillosa vista del lago Pichola y nos fuimos a buscar un rickshaw a la estación (40INR), después de coger las mochilas.

El trayecto no duró mucho, pero si vimos una ciudad totalmente distinta de lo que habíamos estado viendo estos dos días, bastante más caótica en las afueras que en el casco histórico.

Lo de los trenes ya está controlado.  Lo primero que hacemos es mirar el número de tren en nuestro resguardo, buscamos este número en alguna tablón escrito en ingles (suele haber dos el ingles y el hindú), y aquí nos pone la plataforma.

Nos vamos a la plataforma donde saldrá nuestro tren, y como todavía queda algo de tiempo compramos algo de agua para el trayecto.

Nos dejaron subir un poco antes, esta vez hemos cogido tercera clase, que para trayectos cortos está bien.

Aquí había una señora que estaba mascando una hoja, como nos vio un poco sorprendidos nos enseñó como lo hacían. Ponen el tabaco en la hoja con una especie de salsa blanca (muy poco), y luego doblan la hoja y se la meten en la boca. Ahí la tienen mucho tiempo, en un lado de la boca.

Nos acomodamos en el compartimento y a esperar, que nos quedan más de cinco horas de viaje.

Ya estamos llegando a Ajmer, y ahora nos preguntamos si esta vez sí estará nuestro cartelito con nuestros nombres para que nos lleve el taxi al hotel. Hay más de 11 kilómetros a Pushkar, si no tendremos que negociar, y no nos apetece mucho. Esta vez hemos tenido suerte y allí esta Bunty con un cartelito con nuestro nombre. Contactamos con él, ya que al ser la feria del camello los hoteles están todos llenos y además de pedirlo con antelación hay que pagar la mitad también por adelantado.  Es muy agradable el que te estén esperando en la estación en estas circunstancias, el se encargaba de apartar a la gente, que había mucha por todos los sitios, ya eran más de las once de la noche, y la gente se preparaba para dormir dentro de la estación, como en el resto de las estaciones. Todavía nos preguntábamos si toda la gente que había dentro estaría esperando el tren, en unos días, nos daríamos cuenta que no, que allí duermen toda la noche. Si, esto es India, y así son las cosas.

Bunty muy amablemente nos subió al taxi, y fuimos al hotel. En unos 30 minutos ya estábamos en Pushkar. El taxi nos tuvo que dejar a las afueras, ya que no está permitida la entrada de coches y tuk tuks cuando hay Feria.

Cuando entramos en el hotel (Everest) nos estaba esperando el padre de Bunty, que muy amablemente nos acogió en su casa (“Ahora es vuestra casa, soys nuestros invitados”). No habíamos cenado nada, pero ya estaba cerrada la cocina, así que nos fuimos a la habitación sin cenar. Al cabo de unos veinte minutos apareció el cocinero con dos sándwich de tomate y una botella de agua (82INR). Todo un detalle.

Las cosas empiezan bastante bien en Pushkar.

Mañana nos espera la feria.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s