DIA 29 INDIA 2009:Sarnath.Ciudad santa del Budismo

DESAYUNO EN EL ALKA   95
ENTRADAS EN SARNAT   200
ENTRADAS EN SARNAT (VIDEO)   25
RICKSAW A SARNAT   250
COCO DE KOLKATA   25
DULCES EN EL BAZAR   19
COMIDA EN ALKA   175
AGUA   13
GALLETAS   22
FANTA   25

 

La vida comienza muy pronto en Varanasi. Hoy no cogimos una barca, pero si nos levantamos prontito para poder ver un poco de este pedacito de India que tanto no ha impactado. Ya muy temprano las vendedores de flores estan preparadas con todo su arsenal para poder hacer las pujas, el incienso impregna los rincones, las barcas empiezan a hacer su ruta por el Ganges, la vida y la muerte sigue su curso como cada dia… a pesar de que son cosas que se repiten todos los dias en Varanasi, cada día es distinto. Es una ciudad de la que no te cansas, solo con estar un rato sentado puedes descubrir nuevas cosas.

 

Fuimos dando un paseo por los Ghats, viendo como los sacedortes comenzaban el día como otro cualquiera, leyendo el periodico. Los locales se aseaban en los Ghats, mientras otros se ponían la tikka en la frente, o se afeitaban o se daban un massage.  Aqui la vida se hace en la calle, más concretamente en los Ghats. Muchos por que no tienen otro sitio donde estar, y para otros muchos es su modo de vida.

 

Jose se había ido a dar una vuelta mientras Carmen disfrutaba de Varanasi sentada cerca de uno delos Ghats principales. Cuando Jose llegó estaba todo rodeado de gente y Carmen estaba flipando pues una mujer ya entrada en años había entrado en trance. Los Locales la rodeaban y le tiraban flores mientras ella echaba algo raro por la boca. Los fieles le tocaban la cabeza y la pintaban la tikka que ya le llegaba hasta la punta de la nariz. Alli estuvimos un ratillo y la mujer no dejaba de tener convulsiones….

 

Tras un desayuno en el hotel Alka… como siempre de vicio, nos vamos a la zona del Assi Ghat, a intentar coger un tuk tuk que nos lleve a Sarnath. Los precios empezaron por 400, otros nos ofrecian ciclorchshaw para ir a Sarnath por  100. No había muchos turistas que quisieran ir a las afueras, asi que seguimos intentado bajar el precio. No bajaban de 250, asi que nos quedamos con uno por este precio, con la única condicion de que le dejara a Jose llevar el Tuk Tuk un ratito 8-D. Hubo trato asi que nos fuimos a Sarnath, y cuando habían pasado unos 10 minutos Jose llevó el Tuk Tuk.. Toda una experiencia conducirlo por las afueras de Varanasi, incluso tuvimos que adelantar a una vaca jejeje. Llegamos a Sarnat sanos y salvos, listos para visitar al ciudad.

Sarnath es un lugar historico a pocos kilometros de Varanasi. La excursión se puede plantear en medio dia como mucho, y hay mucha gente que la hace en bicicleta. Nosotros lo hicimos un poquito más cómodo y fuimos en tuk tuk todo el rato. Pero vamos tampoco es muy necesario para moverte por alli, esta todo relativamente cerca. Nosotros por que teníamos bastante tiempo de sobra en Varanasi, pero si no tienes mucho tiempo yo la verdad es que prescindiría de esta visita y me quedaría por los Ghats o por la ciudad disfrutando de Varanasi, que es un valor seguro, y con certeza será más “enriquecedor”.

Sarnath es una de las cuatro ciudades sagradas que Budha señaló a sus seguidores. Fue aqui donde Budha predicó por primera vez, en el parque de los ciervos.

La entrada al complejo de Sarnath son 200 INR por persona mas 25 por la cámara de video.  En el recinto se pueden ver los restos de lo que tiempo atras fueron grandes y glorificadas construcciones. Ahora ya quedan solo restos tras las repetidas invasiones que sufrieron. Estas ruinas so la superficie principal del complejo, y aqui se pueden ver los restos de templos y stupas. Se podría decir que estuvieron construidos como si fuera una especie de laberinto. Coronado el recinto está la estupa Dhamek del siglo sexto , que fue donde Budha dió su primer sermon. En esta estupa de 30 metros de altura se pueden ver numerosos fieles admirando las inscripciones y los motivos florales que la cubren.

Tambien encontramos otra estupa, Dharmarajika que fue construida por Ashoka . Aqui fueron encontrados numerosas reliquias funerarias

 

En los alrededores se pueden ver varios monasteriors budistas de distintos orígenes, Tibetanos, Japoneses , Tailandeses, Birmanos, etc. Nosotros estuvimos en unos cuantos, y ya le dijimos a nuestro tuk tukero que lo mejor era volver a Varanasi.

 

El tuk tukero nos insistió mucho en ir a la zona musulmana de Varanasi. Nosotros teníamos tiempo, y ganas de llevarnos algo de seda. Nos enseñaron los telares, no enseñaron la mercancia y nos dieron un precio desorbitado. Nos fuimos de alli, y nuestro tuk tukero nos dijo que ese sitio no era bueno, que nos iba a llevar a una tienda que lo ibamos a flipar, buen precio, y buen material.. eso si, el no se llevaba nada, lo hacia por lo bien que nos habíamos portado en la visita de Sarnath..YA!… El caso es que tampoco nos convenció mucho y nos fuimos a Varanasi. Nos dejó en el Assi Gath, y alli disfrutamos de un coco de Kerala, aunque casi nos pilla una vaca jejeje.

 

Estuvimos haciendo tiempo en las calles del interior hasta que nos entró un poco de hambre . Como venía siendo habitual comimos en el Alka.  Ciudad frenétia esta Varanasi, contrasta los momentos de paz  con el bullicio de calles y gente del interior. Parece que estas en dos sitios distintos, pero solo dista unos cuantos metros.

Hoy  habíamos quedado con nuestro amiguete del Assi Ghat. Hicimos un poco de tiempo, viendo la ceremonia Aarti.  También le dejaron a Jose vender un poco de Chai en las orillas del Ghat ante las risas de los locales. Un día completo había conducido un tuk tuk y vendido Chai en Varanasi, estuvo divertido. CHAIIII.. CHAIIII.. CHAIII

 

Cuando llegamos al Assi Ghat, estaba nuestro amigo, que nos coló en una especie de espectáculo tipo Bollywood muy ameno. Nosotros no lo vimos entero, pero pudismo disfrutar un poquito de los bailes que aparecían en las pelis más famosas del momento. Habíamos tenido suerte la verdad, el viaje lo habíamos planificado para coincidir con la feria del camello de Pushkar, pero es que también nos coincidió Diwali y otras celebraciones no esperadas. hotel.

 

El cansacio apremiaba, y todavía nos quedaban 20 minutos hasta llegar a nuestro hotel. Hoy no cenariamos, ya era demasiado tarde y suelen cerrar pronto los sitios de comida.. al menos los que conocíamos nosotros.

Mañana sería nuestro último día en Varanasi..

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s