DIA 30 INDIA 2009:Bye bye Varanasi

DESAYUNO EN EL ALKA   95
PAGO DE HOTEL GAMPATI   2800
PAÑUELOS DE SEDA 25€  
CAMISETAS LARGAS DE UN COLOR   200
PEPSI (2)   40
COMIDA EN EL ALKA   155
RICKSAW A LA ESTACION DE VARANASI   80
AGUAS (2) + COCACOLA   49
PAQUETE PATATAS Y CACAHUETES EN TREN   30

 

 Hoy sería nuestro último día en Varanasi, y penultimo en India. Esto se acababa, habíamos pasado 5 dias en Varanasi. Es un sitio donde te puedes estar muchisimo tiempo, y nosotros lo aprovechamos bien.

Despues de hacer las mochilas, hicimos el Checkout del hotel Ganpati. Pagamos 700INR por noche. Los jodios nos querían hacer pagar unas cocacolas que no habíamos tomado. Supongo que algun listo había dado nuestro número de habitación para ahorrarse unas rupias. Despues de la gracia que nos hicieron no viendo a buscarnos en la estación de tren, no estabamos dispusetos a dejar ninguna “propina” obligatoria. Asi que le pedimos el ticket, y por supuesto no estaba firmado, por lo que no pagamos las cocacolas.

Las mochilas las puedes dejar cerca de la recepción, no hay una habitación para tal fin. Hay mucha gente que se va en tren a Delhi desde Varanasi. El tren es opr la tarde, asi que mucha gente hace el checkout , disfruta de la ciudad y se va en el tren a última hora de la tarde.

Nosotros como todos los dias, nos fuimos al Alka a tomar nuestro último desayuno alli. Tetera de chai, dos lassi de banana, y un pancake de chocolate por 95 INR.

Y luego a dar una vueltecita esta vez por los mercados. Donde compramos varias camisas a 100INR cada una.. De vuelta a los Ghats, estuvimos un buen rato sentados, cuando se acercaron un par de niñas con genna que te ponian en las manos con unos moldes que tenían. Las jodias se lo montaron la mar de bien, fueron teniendo cada vez más confianza, y cuando nos dimos cuenta estabamos en la casa de su padre mirando fulares de seda 8-D . Nos sacaron muchos, y nos decidimos por dos que no estaban mal por unos 25€.

De vuelta al Ghat, estuvimos viendo una boda, muy curioso por que los novios permanecian sin verse hasta que los pusieron una especie de colcha por encima.

 

Ya nos quedaba poco tiempo de estar por alli. Hechariamos de menos este sitio, fuimos caminando lentamente por las escaleras, empapandonos de todo lo que nos rodeaba, la gente, las barcas, el ganges, los niños jugando, las preparaciones de la ceremonia etc. Incluso volvimos a ver a un tio que todos los dias nos intentaba dar la mano como pretesto para hacernos un massage. Estaba alli dia y noche dando apretones de manos a los guiris, y muchos caian y por unas rupias obtenian un massage de manos y/o cabeza en las escaleras del Ghat.

Ya de vuelta al hotel para recoger las mochilas Varansi nos dedico un Atardecer .No habiamos visto ninguno en los 4 dias anteriores. El cielo estaba demasiado nublado como para que se viera un poquito el tinte rojo del Sol en las nubes. Al final tuvimos un poquito de suerte y pudimos cotemplar un sunset desde la terraza del Ganpati

 

Nos dirigimos con nuestras mochilas al Ghat principal y allí inentamos pillar un tuk tuk, pero fue imposible, los precios eran desorbitados. Salimos a las afueras, no cabía mas gente por las calles. Turistas venian por decenas montados en CicloRichsaw para ver la ceremonia Aarti, los locales salían del mercado llenos de bolsas, los tuk tuks abarrotaban las calles, era un caos que no habiamos visto los días anteriorres en Varanasi. Estuvimos regateando un rato, hasta que uno por 80 aceptó llevarnos a la estación de trenes . Nuestro tren salia a las siete  y cuarto. Teníamos tiempo de sobra.

Pero la salida iba a ser mas desafortunada de lo que nosotros creiamos. LAs calles estaban abarrotadas, no cabia ni un alma, nuestro tuk tuk casi no avanzaba. Habíamos elegido la hora punta para salir de Varanasi. El tuk tukero nos miró, nos dijo que a que hora teníamos nuestro tren, y nos dijo que ni de coña llegabamos. Que por el doble, nos llevaba por un atajo y llegariamos justo a tiempo. ERa una pequeña calle a la izquierda a unos 200 metros de alli, nos ibamos acercando y el nos miraba como diciendo , si no la pillamos ahora perdereis vuestro tren. El sabía perfectamente que eso no iba a ser asi, y nosotros también. Teníamos claro que se despejaría tarde o temprano. Nos acojonó un poco cuando pasamos la presunta desviación y aquello no mejoraba, pero todavía teniamos tiempo de sobra. Lo que no sabíamos era que nuestro ultimo viaje en Tuk Tuk iba a ser de rally.

De repente el tio pilla la directa (ya sabia que no caeriamos en el timo de que no ibamos a llegar a tiempo), empezó a adelantar a coches, nosotros nos agarramos a lo que pudimos, el puñetero tuk tuk no dejaba de tambalearse. La velocidad ya era la máxima que habiamos estado en un tuk tuk, alguna vez nos pusimos a dos ruedas. PAsabamos por las presuntas “aceras”, aquello acojonaba bastante. Llegó un momento en que cerramos los ojos, casi era peor intuir como iba cambiando de dirección sin ver nada.. los abrimos.. zas, vaca delante, giro a la izquierda, la pasamos, volvemos a cerrar los ojos, sentimos como una luz intensa se va acercando… casi podíamos sentir el calor en nuestros párpados… que sea una moto, que sea una moto!!.. pero no , abrimos los ojos y era un pedazo de carro, ninguno frenaba, en una segundo dió un volantazo le pasamos , le dijo algo al del coche, que prefectamente podria haber sido un “cabron por donde vas”.. o “mira estos pardillos que van a hechar la ultima papilla”. El resto del viaje fue más de lo mismo, frenazos , velocidades extremas donde no era necesario, etc etc. Con diferencia era el tuk tuk con el que habíamos pasado más acojone. Eso si, el tio conducia la mar de bien.

Llegamos a la estación con tiempo suficiente, le dimos la pasta, y se despidió diciendo, La proxima vez que vengas a Varanasi, yo te dejaré el tuk tuk y te enseñaré a conducirlo.. . Por lo visto había estado hablando con el dueño del tuk tuk que nos llevó a Sarnath.

En fin, este sería ya el último tren que cogeríamos en la India. Llegó puntual como de costumbre. Buscamos nuestro vangón, esta vez no nos tocó con locales, eran dos alemanes ya mayorcetes que se iban o venian de Nepal, no logramos saberlo, pues su ingles era más bien pobrete. El caso es que el tio roncaba de lo lindo y no nos dejó dormir mucho. Aun asi es un placer moverse en tren por la India, lo recomendamos encarecidamente, a parte de ahorrarte noches de hotel, es un sitio comodo , donde tienes la oportunidad de conocer a gente local que te van a hacer el trayecto mucho más enriquecedor.

Nos fuimos a dormir con los ronquidos de los alemanes,esperando llegar a Delhi con suficiente tiempo como para poder dar nuestra última vueltecita por la India…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s