TAILANDIA. Krabi, Buceo en Ko Phi Phi

Como es muy temprano, la cocina de nuestro hotel no está abierta y hemos desayunado en una cafetería cerca del hotel. Hacen como una especie de churros. Ayer los trajo al hotel Ismail para que los probásemos. Están deliciosos. Te ponen una tarrina con leche condensada para que los untes. Nos pedimos también 2 cafés con leche condensada, todo por 60 baths.

Llegamos bastante pronto, antes de las 08:00, pero no salimos hasta la hora. Las dos inmersiones con el equipo incluido en Phi Phi son 3.500 baths por cabeza. Es bastante caro, pero hay eso, o quedarse con las ganas y ese no iba a ser el caso.

Coincidimos con un alemán que vende cosas en la tele tienda. Se dio cuenta Jose. Estaba con su novia también de vacaciones.

El mar estaba en calma y resplandecía el sol. Carmen llevaba ya más de un año y medio sin ponerse unas aletas y Jose era su primera inmersión después del curso de Open Water.

Permanecimos mientras navegábamos en cubierta con nuestros compañeros alemanes, charlando y tomando el sol hasta que llegamos al punto de nuestra primera inmersión frente a la Isla de Ko Phi Phi Leh, Walleshark wall .  Nuestro guía va a ser un chico nativo. Lo vamos a tener para nosotros cuatro, así que todo un lujo.

Bien. Todo ok? Pues al agua patos.

Nada más bajar nos encontramos con 3 tortugas. Empieza bien la cosa. Mucha vida pequeña, peces mariposa, payasos, gambas boxeadoras, peces escorpión y un largo etc. Está el agua a una temperatura formidable 28 grados y tras una hora salimos a superficie.

Comimos a base de arroz, pollo con curry y salsa de coco y fruta. Todo riquísimo.

Volvimos a navegar hasta nuestro segundo punto de inmersión también en la Isla de Phi Phi Leh, se llama Vida Nok. De nuevo mucha vida pequeña, aunque nada más bajar encontramos en el fondo un tiburón leopardo.

Estábamos de regreso en Ao Nang sobre las 16:30. Ya habíamos tenido suficiente día de mar, así que nos fuimos a relajarnos a nuestro bungalow. Hoy nos habían cambiado definitivamente de habitación. En ella permaneceríamos el resto de los días.

A la tarde fuimos a conectarnos un ratito a internet. Queríamos comprar los billetes de avión desde Krabi hasta Bkk, pero los precios se habían disparado. Preguntamos también en agencias de viajes y nos decían lo mismo. Hablamos con Ismail a ver que nos contaba. Opciones: tren, muy largo y no muy bueno, avión con precios de locos y bus. Carmen piensa que es la mejor opción, pero también son muchas horas, pero como no queda otra le decimos a nuestro colega que nos reserve 2 billetes de bus para el día 16.

Entregamos a una lavandería al lado del hotel la ropa sucia que teníamos. 2 kilos por 50 baths que mañana ya tendríamos lista, eso sí, sin planchar.

Salimos a cenar con un problema ya resulto.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s