VIETNAM. Tam Coc, Montañas carsticas sobre los arrozales

Vaya mala suerte. Nos levantamos y vemos que está lloviendo, así que desayunamos y esperamos un poquito a ver qué pasaba con el tiempo. Llovía, paraba, volvía a llover y se paraba de nuevo.

Eran las 9 de la mañana y optamos por hacer el check out ya que nos íbamos esta noche y nos decidimos a alquilar nuestra primera moto automática por 8 $. La prueba de fuego..jeje porque Jose no había llevado nunca una moto y además lloviznando. Aquí ni te piden carne ni nada por el estilo. Ni tampoco comprueban si sabes llevarla o no, así que Jose se dio una vuelta, vio que iba muy bien y  para Tam Coc que nos fuimos.

Tam Coc está a unos 15 km de Ninh Binh y es conocida como la Bahía de Halong en los arrozales. Nos dijo el chico que fuese el primer sitio a visitar, ya que los turistas que vienen desde Hanoi no llegaban hasta medio día y así podríamos disfrutar nosotros solos y así hicimos.

Repostamos la moto antes en una gasolinera por 40.000 dongs .Tendríamos suficiente para todo el día. Llegar a Tam Coc desde el hotel son unos 25 minutos por una carretera sencilla.  No habíamos cogido nunca moto, y no le vismo mayor problema.

Entrada en Tam Coc son 30.000 dongs por cabeza, más la barca que son 60.000 dongs y un parking para motos, que pagamos 5.000 dongs.


La barca es llevada por una mujer y otra acompañante que suele ser también una mujer. Ya nos habían advertido de lo pesadas que se ponen con el tema de la venta de cosas y de la propina, así que nos hicimos los turistas tontos que no saben inglés y así evitaríamos luego problemas. También hay veces que se te acerca una barca con una botella de cocacola o agua, y te dicen que se la compres para la que rema la barca. Tu la compras pensando que se la va a tomar, pero no es asi, se la devuelve a la que la vente, y van a medias en la pasta.


El paisaje es fantástico y se respira muchísima tranquilidad, ya que la barca funciona con remos, que la buena señora utiliza  con sus pies. El paseo dura aproximadamente una hora de ida y otra de vuelta por el río Ngo Dong, pasando por 3 cuevas (Hang Ca de 127m de longitud, Hang Giua de 70 y Hang Cuoi de 40metros)


Evidentemente hicieron ademán de sacarnos todas las cosas, pero dejamos muy clarito que no íbamos a comprar nada de nada y por supuesto al final del trayecto pidieron propina.


Luego fuimos a la Pagoda de Bich Beng, que está a 3 kilómetros, por un paisaje lleno de arrozales. Entrada gratuita y parking moto 5.000 dongs. Estaba lloviendo, asi que volvimos a usar las bolsas de basura para cubrir la mochila.

Más tarde llegamos al templo de Thai Vi, al cual se llega retomando el camino que hay saliendo de Tam Coc.


Continuamos carretera hasta llegar a Hoa Lu, capital de Vietnam durante la dinastía Dinh. Como teníamos hambre, paramos en un restaurante antes de entrar en el pueblo, donde nos encontramos a una pareja de franceses que estuvo con nosotros alojados en Ba be y que además luego volveríamos a verlos en Hue y Hoi An.
Como chispeaba nos dejaron unos gorros típicos vietnamitas, con los cuales estábamos la mar de guapos.
En el pueblo vimos 2 templos y un dragón enorme que estaban haciendo con flores y un gran escenario.


Como nos había gustado tanto el camino recorrido, decidimos volver por el mismo sitio y así poder subir a Mua Cave. Es un mirador al que se llega subiendo nada más y nada menos que 460 escalones, están contados eh y tras pagar 20.000 dongs cada uno. El camino no es nada dificil, y en unos 15 minutos ya estas arriba.

Es impresionante las vistas desde arriba. Muy pero que muy recomendable subir. Se ve por un lado el rio que esta mañana navegamos, con las barquitas y por otro lado la inmensidad de arrozales y esas montañas tan características del lugar.

Regresamos sobre las 6 de la tarde al hotel para devolver la moto. PRUEBA SUPERADA !! jejeje

Fuimos a dar un paseo y a tomar de nuevo un café en el mismo sitio de ayer y esta vez nos atendió el hijo de la dueña. Un chaval de 15 años que quería aprender inglés, así que estuvimos hablando con él de música y de fútbol. El ingles que se puede aprender escuchando a Lady Gaga 8).
Volvimos al hotel a cenar ya que nuestro bus nos vendría a recoger a las 21:30 horas. Allí estuvimos charlando con una pareja de españoles que también viajaba por su cuenta y que nos recomendaron un hotel en Hue.
El bus llegó muy puntual. Venía de Hanoi. Te quitas los zapatos cuando subes y los guardas en una bolsita de plástico. Solo quedan 2 sitios libres. A Carmen la  mandaron casi adelante, en una litera baja, pero es a Jose lo metieron atrás del todo a la derecha, donde hay 5 camas juntas, que para poder salir, tenía que molestar al de al lado y a la chica de delante y además el techo le quedaba a un palmo de la cara. Claustrofóbico. Y así aguantó 10 horas de viaje. Pero no solo era claustrofóbico por que el techo estaba cerca, tambien por que los ingleses que compartian cama conmigo se habian pasado la noche de juerga y posiblemente llevaban 15 dias sin ducharse. Que peste.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s