JORDANIA: Madaba, Monte Nebo y Atardecer en el Mar Muerto

Con mucha ilusión nos montamos en el Airbus A319 con destino a Jordania. Atrás quedaron las incertidumbres por si nos daban los días o no, las cosas que podríamos visitar, y el tiempo, que siempre te puede “joder” un viaje. El avión tiene pantalla de televisión individual en cada asiento, que más se puede pedir para un vuelo de cuatro horas por la tarde. A las dos horas nos dieron la comida, que por cierto estuvo bastante buena, antesala de nuestra inminente llegada al aeropuerto Queen Alia de Amman.

JORDANIA_002

Recogemos las maletas, y lo primero que hacemos es cambiar algo de dinero en el banco del aeropuerto. Ya sabemos que no es algo muy recomendable, y que siempre es mejor hacerlo fuera, pero no hay más remedio, tenemos que pagar el transfer al hotel (15JD) y sacar el visado. Hemos cambiado 200 euros y nos dan 176 JD. Con nuestros billetitos de monopoli nos vamos a pagar el Visado de 10 JD por persona (20JD precio 2013).
Habíamos quedado con los del alquiler de coche, que nos recogería alguien a nuestra salida para llevarnos al hotel. Allí estaban a las 22:45 con un cartelito con nuestros nombres, nuestro periplo por Jordania empezaba con buen pie. En poco más de media hora se plantó en nuestro hotel en Madaba.
El hotel elegido fue el Black Iris. Una habitación muy simple sería nuestro cuartel general para las visitas que queríamos hacer por los alrededores. Ahora tocaba descansar, al día siguiente tocaba visita de la ciudad y recoger el coche.

Sobre las 7:15 ya estábamos en pie. Hoy teníamos intención de dar una vuelta por Madaba y ver la Iglesia de San Jorge. El día anterior, el dueño del hotel nos había comentado que la iglesia abría a las 8 de la mañana, así que no teníamos tiempo que perder. El desayuno está incluido en el precio, nos tomamos un huevo duro y un poco de humus y marchando a la iglesia.

La Iglesia está relativamente cerca del casco histórico y de nuestro hotel. A las 8:15 ya estábamos como clavos en la puerta, pero nada que no empezábamos con buen pie, estaban en misa y hasta las nueve y media no daban paso a los turistas. Uno de los principales atractivos de esta iglesia es el mosaico del suelo, que tapan con alfombras cuando hay oficio religioso.

JORDANIA_004_MADABA

Una vueltecita por Madaba para constatar lo bien que habíamos hecho en elegirla como centro de operaciones para visitar esta pate de Jordania. Un sitio muy tranquilo alejado de las multitudes de Amman y a tiro de piedra de las principales zonas que nos apetecía ver. Hay una gran variedad de sitios para comer, y precios para todos los bolsillos para dormir.
Madaba es un sitio muy importante tanto para los cristianos que viven en Jordania como para los del resto del mundo. A principios de la era cristiana fue cuando se construyeron numerosas iglesias y los mosaicos que atraen a miles de turistas cada temporada. Quizás fue la mejor época de esta ciudad, que vio truncado su progreso con un terremoto que arrasó completamente edificios, calles y comercios.

JORDANIA_003_MADABAPor fin pudimos entrar en la iglesia, que ya de por si merece la pena la visita. Nos costó 1JD entrar (3 JD precio 2013). Tanto la iglesia como el mapa que estábamos viendo fueron descubiertos en el siglo diecinueve. Debido a las sangrientas luchas entre musulmanes y cristianos en el norte del país, estos últimos fueron obligados a emigrar a Madaba. Escavando en la búsqueda de edificaciones encontraron la iglesia y el mosaico. Estaban ante el mapa más antiguo de Jerusalén y Tierra Santa. Ya es complicado ver cartografía de esas épocas, pero verla plasmada en el suelo lo hace aún más especial.

A las 10:45 fuimos a recoger el coche al hotel, un Fiat Picanto por el que pagamos 175JD para siete días. Ademas tuvimos que pagar 14 JD por la gasolina y firmar una fianza de 500 JD por si hubiera daños. Con nuestro cochecito pusimos rumbo al Monte Nebo. Sólo hay nueve kilómetros hasta nuestro destino, y a diferencia de lo que nos habían dicho las carreteras no están nada mal y están bien señalizadas.

La entrada al recinto del Monte Nebo nos costó 1JD (2 JD precio 2013). El sitio no está nada mal, aunque sólo sea para ver las fabulosas vistas que se tienen de Jerusalén, del Mar muerto, Jericó, etc. Es conveniente ir a primera hora del día si se quiere ver algo más que bruma, y si no te quieres topar con cientos de grupos organizados mejor ir cuanto antes mejor. De gran importancia para el cristianismo, es destacado en la biblia como el lugar donde Moisés vió la Tierra prometida. Podemos ver mosaicos y los restos de alguna de las iglesias que se erigieron en otro tiempo.
También cabe destacar el monumento a la cruz con la serpiente enroscada, el primero fue el símbolo de Moisés, y el segundo la cruz en la que cristo fue crucificado.

JORDANIA_006_MONTE_NEBO JORDANIA_007_MONTE_NEBO
JORDANIA_010_MONTE_NEBO

Desde el Monte Nebo nos propusimos ir a Betania, pero no lo encontramos y lo dejamos para más adelante. Es lo bueno que tiene ir en coche y poder cambiar de planes sin ataduras del transporte público. Nos fuimos en dirección a Hammamat Ma´In, unas aguas termales muy usadas por los locales, que tienen piscinas de distintos grados. La entrada nos costó 10 JD. Hay 2 cascadas distintas, la primera la temperatura del agua está a 65 grados y la segunda a 45. La temperatura varía según se caliente el agua con la tierra. Un sitio muy chulo y pintoresco, sobre todo por ver a las mujeres bajo las cascadas cubiertas hasta las cejas. Disfrutamos de las aguas termales durante más de dos horas, una pena no haber tenido más tiempo para pasar allí todo el día.

JORDANIA_012_HAMMAMAT_MA_IN

JORDANIA_011_HAMMAMAT_MA_IN

Muy relajados pusimos rumbo a Betania de nuevo, y otra vez tuvimos que dejar la visita para otro día, cerraban a las cinco de la tarde, así que fuimos a buscar las Termas de Herodes. Se encuentran al sur de la carretera del Mar Muerto, apenas se ven, es más no las vimos hasta que dimos la vuelta para regresar. Jose se quedó en el coche y Carmen me adentró en su búsqueda, pero hubo un momento en el que el camino se estrechaba y las piedras resbalaban y tuvo que volver.
Sin muchas ganas de buscar más cosas y con el Mar Muerto muy cerquita pusimos rumbo a una de las playas públicas que usan los jordanos y que no es de pago. Aquí estuvimos un buen rato viendo atardecer sobre el mar, con la tierra santa al fondo, y soñando con otros destinos. La verdad es que es un sitio precioso, con ese mar que tanto significa y rodeado de montañas. El Sol iba dando paso a las luces que se divisaban a lo lejos, quien sabe si algún día estaremos justo ahí mirando a Jordania, soñar es gratis 8)

JORDANIA_015_MAR_MUERTO

JORDANIA_014_MAR_MUERTO

El día había dado para mucho, regresamos a Madaba con el tiempo suficiente para comprar unos dulces (7 JD) y cenar en el Coffe Shop Ayola, un sitio bastante recomendable. Nos tomamos un par de sándwiches y dos cervezas por 20JD.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s