JORDANIA: Petra. Subida al Altar de los sacrificios y visita de las tumbas reales.

Si quieres ver Petra con poca gente tienes que levantarte pronto, eso en Wadi Musa lo saben de sobra, y el Imán también. Empezó la llamada a la oración a las 4:45 y no cesó hasta que nos levantamos jejeje. La noche anterior nos dijeron que las taquillas abrían a las 6, pero para estar más seguros que fuésemos a eso de las 6.30, así que allí estábamos a esa hora. Entrada para 2 días 26 JD por persona (55 JD para dos días precio 2013).
Petra es quizás es uno de los sitios que más emoción hemos sentido al visitarlo. Habíamos leído mucho, visto documentales, pero no hay nada como tener cerca la ciudad pérdida, poder sentir este pedacito de historia.

mapa de petra

Mapa sacado de Google Images

Hace millones de años la tierra quebró y formo el Bab Al Siq, ese desfiladero de 800 metros, que es una reseña de identidad de Petra. Casi sin gente fuimos disfrutándolo metro a metro, viendo como el paso del tiempo había modelado sus rincones y coloreado sus paredes. Estábamos descubriendo Petra, tal y como lo hiciera Johann Ludwig Buckhard en 1812.

JORDANIA_085_PETRA_DIA_1JORDANIA_084_PETRA_DIA_1

JORDANIA_083_PETRA_DIA_1

Esos momentos irrepetibles en los que el Siq se abre dejando pasar la luz, enseñándonos colores imposibles, para luego volver a cerrarse. Un camino serpenteante que acaba en total oscuridad en sus últimos metros para poquito a poco mostrarnos el Tesoro o Al Khaneh al fondo, una gran fachada tallada directamente en la ladera de la montaña. Nos quedamos maravillados, a sabiendas que nada más cruzar por su derecha veríamos más, y luego mucho más. Hay monumentos para pasarte mucho tiempo aquí, pero dos días en Petra dan para mucho.

Estando en la explanada frente al tesoro, te preguntas como pudo construirse. Una leyenda beduina cuenta que lo hizo un faraón egipcio, y que en lo alto escondió una fortuna en oro. Durante mucho tiempo los beduinos se dedicaron a disparar dicha cúpula con la esperanza de que el oro cayera. Lo único que consiguieron fue “picar” esta zona.

JORDANIA_087_PETRA_DIA_1 JORDANIA_088_PETRA_DIA_1
JORDANIA_089_PETRA_DIA_1

Petra, piedra en griego, fue construida por los Nabateos. Esos grandes comerciantes se establecieron en el sur de Jordania, en Petra. Sus grandes conocimientos en pozos del desierto les dio gran ventaja para asentarse en esta zona desértica, que usaron como punto intermedio para controlar el comercio entre zonas. Amasaron una gran riqueza e importantes conocimientos arquitectónicos, llamando la atención de los romanos. Cuando estos conquistaron Siria unieron fuerzas con los nabateos. Producto de esta anexión son muchos de los monumentos que podemos ver en Petra, como el teatro. A partir de aquí el pueblo nabateo entro en decadencia hasta su desaparición.

Nuestra primera intención era subir a ver el tesoro desde arriba. Con unas hojas impresas de un blog nos dirigimos al que fue nuestra primera intentona errónea. Cogimos las escaleras de la izquierda que nos llevan al Altar de los Sacrificios. Después de una subida muy dura vemos un puesto muy grande de souvenirs donde el camino se bifurca, a la derecha para el Altar y a la izquierda quien sabe. Elegimos el camino de la izquierda teniendo que saltar una pequeña valla. El beduino nos mira como diciendo, donde narices van estos. Nosotros seguimos que a cabezones no nos gana nadie jejeje. Continuamos por una explanada con la esperanza de ver el tesoro desde arriba, incluso había piedras puestas por los turistas que nos indicaban que todo iba bien. Pues nada más lejos de la realidad, un buen rato andando y no veíamos nada ni a nadie. Aquí decidimos dejarlo para otro momento.
Volvimos por nuestros pasos y seguimos en dirección al altar. Una vez llegamos al puesto de souvenirs de nuevo, fuimos a la derecha llegando al altar de los Sacrificios. Un sitio fabuloso con unas vistas formidables del teatro nabateo, las tumbas reales e incluso se ve la cúpula del Monasterio.

JORDANIA_095_PETRA_DIA_1

Nos sentamos a contemplar las vistas mientras desayunábamos y hablábamos con un beduino. Desde arriba todo se ve diferente, montañas, fachadas, calles, y gente, mucha gente. Por esas calles que en otrora caminaban 20.000 nabateos ahora había miles de turistas y muchos beduinos.
Estuvimos descansando un buen rato, sin dejar de pensar en poder ver el tesoro desde arriba. Mirábamos los papeles y el sitio donde estuvimos. Cuando de repente apareció un grupo guiado justo donde nosotros lo habíamos dejado, y seguían, y seguían hasta que ya casi no se les veía. Un atisbo de esperanza nos dio fuerzas para intentarlo de nuevo, y eso hicimos. Volvimos por nuestros pasos, saltamos por la misma valla y el beduino nos vuelve a mirar con cara de extrañado. Seguimos el camino con fuerza y decisión, esta vez sí será la buena. Pero no, por mucho que avanzábamos no conseguíamos verlo, tan solo escuchábamos un murmullo de gente cada vez más fuerte. Cuando ya no podíamos seguir más es cuando vimos a la gente justo debajo nuestra, estábamos ENCIMA del tesoro. Se podía ver perfectamente el Siq y en frente a la gente tomándose la foto que nosotros queríamos tomar jejeje. Eso si, las vistas inmejorables, mereció la pena “confundirse” 8)

JORDANIA_100_PETRA_DIA_1

JORDANIA_101_PETRA_DIA_1

Bajamos los tropecientos escalones que nos separan de la explanada principal, el calor te aplana y casi no te deja respirar. Según nos comenta un local hoy hemos llegado a los treinta y ocho grados! Después de tomar un poco de líquido y de reponer fuerzas, Carmen decide que no puede más y se queda descansando en una de las pocas sombras que hay, mientras Jose se va a ver las tumbas reales.

JORDANIA_104_PETRA_DIA_1
JORDANIA_110_PETRA_DIA_1_PANORAMICA

Este conjunto de tumbas son muy visitadas por lo fácilmente accesibles que son. El plato fuerte comienza con el teatro nabateo, construido en el primer siglo después de cristo y posteriormente ampliado cuando los nabateos se anexionaron al imperio romano, puede albergar hasta 8000 personas. Lo más increíble de todo es que al igual que las fachadas, tumbas, etc también está construido directamente en la roca.

JORDANIA_103_PETRA_DIA_1

Una hora y media visitando las tumbas de Sexto Florentino, El Palacio, la Corintia, la tumba de la Seda, pero la más impresionante la tumba de la Urna. De gran altura, tiene en su base unos arcos que recuerdan la influencia romana. Fue usada como mausoleo de rey nabateo y posteriormente iglesia bizantina con los romanos. En casi todas se puede entrar en su interior, un buen sitio para disfrutar con el colorido, contraluces y visiones distintas de Petra.

JORDANIA_106_PETRA_DIA_1 JORDANIA_108_PETRA_DIA_1
JORDANIA_116_PETRA_DIA_1

jordania_portada_lonely012Mientras tanto a Carmen se le acercó un chico beduino guapísimo, con unos ojos preciosos con el que estuvo charlando, contándola cosas de su país y lo más increíble la dijo que había sido portada de la guía Lonely planet de Jordania (bonita manera de comenzar una conversación jejeje). Y efectivamente era él pero con unos cuantos añitos más. Nos acompañó un ratito, y disfrutamos de su compañía y su charla.

Bajo un Sol abrasador descansamos un rato y nos fuimos hacia la ciudad de Petra. Atravesamos el decumanun con sus columnas derruidas. Esta vía romana fue construida en el 106, y entorno a ella se construyeron numerosos monumentos como el nifeo, los baños nabateos y los mercados. Seguimos el paseo con bastante cansancio acumulado, pero eso se pasa en seguida cuando echas la vista atrás y ves todo lo que has recorrido en el día, y es que acabas de estar en una de las maravillas del mundo.

JORDANIA_115_PETRA_DIA_1

Nos sentamos en un bar que hay antes del camino hacia el Monasterio y compramos una botella de agua (1 JD) y 2 coca colas (2 JD). Mientras Carmen descansaba Jose se fue a ver la cueva museo y la fortaleza que hay detrás. El día no daba para más, decidimos darnos la vuelta e ir regresando hacia el tesoro, donde nos quedamos un buen rato a sabiendas que al día siguiente volveríamos a verlo. Llegamos al centro de visitantes a las seis y media, estuvimos andando DOCE horas con un calor abrasador.
Por la noche nos fuimos a cenar a Wadi Musa, estuvimos en uno de los restaurantes de la zona, donde comimos 1 plato combinado y 2 falafel, con dos bebidas 8,5 JD. Aquí fue cuando nos dimos cuenta de lo que había pasado con la subida para ver el tesoro de frente. Nosotros llevábamos tres hojas impresas de un blog de viajes que contaba cómo ir y que cosas ver en Petra. Se nos cayeron y se traspapelaron, con tan mala suerte que el final de la hoja 1 y el principio de la hoja 3 tenía algo de sentido jejeje. Moraleja, hay que llevarlo grapado jejeje.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s