MÉXICO: Yucatán. Buceo en el cenote Dos Ojos.

Nuestro segundo día en Riviera Maya y nuestra segunda mañana que no podemos dormir más de las cuatro. Pero como no hay mal que por bien no venga, nos fuimos a tomar un cafetito y ver amanecer, tal y como hicimos el día anterior. Estuvimos dando un paseo hasta la playa del Kantenah, a una zona donde hay nidos de tortugas con la esperanza de poder ver alguna. En otras épocas del año arriban aquí, incluso hay zonas donde recogen los huevos para proteger a las crías de los depredadores naturales. Como suponíamos no había ni huellas, pero el paseo mereció la pena.

Amanecer en las Riviera Maya

Amanecer en las Riviera Maya

Lo peor del desayuno del Palladium es que te puedes llegar a acostumbrar y cualquiera cambia luego las tortitas recién hechas, los zumos naturales y demás, por la leche con galletas o el cafetito jejeje. Recién desayunados nos fuimos al lobby del White Sand donde nos estaba esperando Juanma, nuestro dive master y con el que pasaríamos dos días inolvidables de buceo. Tras las presentaciones empezó a explicarnos como iban a ser los buceos y un poquito de historia que nos vino bastante bien.

QUE ES UN CENOTE

Este fenómeno de la naturaleza se encuentra tan sólo en la península del Yucatán. Se podría definir como ríos subterráneos con enormes cavernas de agua dulce en la superficie, y agua salada en profundidad. Para saber cómo se formaron hay que echar la vista atrás muchos millones de años, cuando la península del Yucatán estaba bajo el mar y contenía ríos subterráneos. En plena edad de hielo el volumen del agua disminuyó emergiendo esa placa de roca caliza y secándose los ríos, formando poco a poco las estalactitas y las cavernas. En la última edad de hielo se volvieron a inundar quedando como están actualmente.

Buceo en el Cenote Dos Ojos

BUCEO CENOTE DOS OJOS
CENOTE_DOS_OJOS_BARBIE001
Al igual que en los demás buceos, prima la seguridad. Es condición indispensable bucear con un guía y nunca saliros de las “líneas de vida” que se pueden ver en todo el recorrido. Deberemos ver estas cuerdas en todo momento, pues si nos salimos no se garantiza que en caso de problemas en tan solo un minuto estemos en la superficie.
Dados los problemas de Carmen con la espalda, Juanma se cuidó muy mucho que no cogiera peso. Llevábamos un año y medio sin bucear y este iba a ser nuestro testeo, un buceo fácil sin corrientes en el que sólo te tienes que preocupar de disfrutar. Bueno de eso y Jose de estrenar el ordenador de buceo, la linterna y el regulador jejeje.
Este es una de las cavernas más visitadas, ya no sólo para bucear, también para hacer snorkel. Tiene dos vertientes para hacer dos buceos, el de Barbie y el de la Cueva de los murciélagos. Nosotros hicimos primero el Barbie y estuvimos 62 minutos con una profundidad máxima de 7,3 metros. Tras una hora de parada hicimos el de la cueva de los murciélagos que duro algo menos de 35 minutos con una profundidad máxima de 9,3 metros.

Buceo Cenote dos ojos, YucatánBuceo Cenote dos ojos, Yucatán

Buceo Cenote dos ojos, Yucatán

Los dos buceos son muy parecidos y nada profundos, la única diferencia es que en el primero han dejado atada a una muñeca Barbie que se la va a comer un cocodrilo 8), y en el otro puedes salir a superficie en medio del buceo para poder ver una cueva con murciélagos. En un caso o en otro la experiencia es alucinante, sales diciendo “este buceo es único”. Vas aleteando entre estalactitas, estalagmitas y cuevas mientras se van abriendo para dejar pasar los haces de luz que se proyectan en el agua. Todo esto con una visibilidad de más de 30 metros en algunos tramos y en otros tienes que usar la linterna para saber dónde estás. Lo único de lo que hay que preocuparse es de controlar bien la flotabilidad y seguir siempre a tu Dive Master.

Fotos de los dos buceos

Después de esta grata experiencia ya sólo tocaba que Juanma nos devolviera al hotel y le pagáramos sus honorarios. En total fueron 160 euros por los dos, aquí va incluido los 5 euros de la equipación por día y por persona.
La tarde no fue todo lo agradable que debería, Jose empezó con un fuerte dolor de cabeza que no desapareció hasta las dos horas. Menos mal porque habíamos quedado a las afueras del Palladium para ir a recoger nuestro coche de alquiler a Tulum. Una vez allí nos llevaron a la oficina donde abonamos los 90 dólares por los tres días. Es importante revisar y hacer fotos de todos los desperfectos que pueda tener.
De regreso al hotel paramos en una gasolinera a respostar. Le pusimos 200 MXN por 19,2 litros.
Ya de noche nos fuimos a cenar al Punta Emilia, este Restaurante Bar que se transforma al atardecer. La pasarela que por la mañana nos llevaba a la playam, ahora iluminada nos deja a pocos metros del restaurante que se ha vestido de gala para la ocasión. Los postes llenos de luces, música relajante, velas, un buen vino y la mejor compañía posible, qué más se puede pedir 8).

Cena en el Punta Emilia

Anuncios

2 pensamientos en “MÉXICO: Yucatán. Buceo en el cenote Dos Ojos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s