IRÁN: Las casas cueva de Kandovan

Casas cueva de Kandovan, Iran

Kandovan es un pueblecito del noroeste de Irán que se caracteriza por que las casas están escavadas en la roca. Quizás si has estado en Turquía esto te suene de algo, no en vano se le llama la Capadocia iraní. Lo que diferencia a Kandovan del resto, es que las casas cueva todavía están habitadas. Este pueblo con más de 700 años de antigüedad, es considerado uno de los más pintorescos de Irán, junto con Masouleh, Abianeh, y Meymand. Sus formas picudas, casi irreales, se crearon por la lluvia de cenizas volcánicas y rocas, procedentes del monte Sahand. Fue hace unos 700 años cuando los iraníes perseguidos por los mongoles, utilizaron estas cuevas como refugio. Escavando un escondite perfecto, que luego se convertirían en sus hogares.

COMO LLEGAR

A una distancia de unos 60 kilómetros se encuentra Tabriz, que suele ser el punto de partida de todos los que vamos a Kandovan. Aunque hay alguna otra opción que luego comentaremos, la forma más fácil de llegar es por taxi (40.000 Tomanes, 10€), y es la que nosotros elegimos.
La opción más económica es desde Tabriz ir a la estación de busitos que van a Osku. Desde aquí salen las furgonetas que te dejan en Osku, una de las localidades más próximas a Kandovan, y desde donde podemos coger un taxi compartido al pueblo. Dado que era temporada baja, y no hay muchos turistas por la zona, pocos taxis compartidos íbamos a encontrar. Pensando en esto y que queríamos llegar cuanto antes, nos decantamos por un taxi desde la estación de buses de Tabriz. El trayecto de una hora, fue uno de los más bonitos que habíamos hecho hasta la fecha, lleno de montañas algunas de ellas con picos nevados.

DONDE DORMIR

Las opciones de alojamiento pasan o bien por el lujoso y caro Laleh Kandovan International Rocky Hotel, o por hacer algún homestay con los locales. Obviamente la segunda opción es la más económica y más divertida. Esto último es lo que andábamos buscando, y es que a quien no le apetece dormir en una casa cueva.
Cuando llegamos la lluvia arreciaba con ganas, hasta tal punto que tuvimos que sacar los paraguas. Fuimos buscando alojamiento sin mucha suerte. Nos topamos con el homestay Jamshid, que quizás en verano hubiera servido, pero en invierno hacia mucho frio en la habitación.

Casas cueva de Kandovan, Iran

Cuando ya creíamos que tendríamos que limitar nuestra visita a una hora y volvernos a Tabriz, aparecieron unos locales que nos dejaron una parte de su casa (60.000 Tomanes, 15€). En Kandovan las chimeneas-casa están distribuidas en varios pisos individuales, en los que normalmente el de más abajo es para los animales, y el resto para la familia. Según sea de grande, así podrán hacer varios apartamentos. Nosotros ocupamos uno de estos, con su baño, su televisión, camas para cuatro personas, nevera, cocina de fuego, ah y lo más importante una estufa de gasolina que se preocuparon de rellenar un par de veces al día.

Casas cueva de Kandovan, Iran

PASEANDO POR KANDOVAN

Hay que ver lo bien que se está en la casa-cueva. A parte de ser muy amplia, conserva perfectamente el calor, y el detalle de la cocina para poder prepáranos un té no tiene precio. Después de aclimatarnos y que escampara un poco nos fuimos a dar una vueltecita. El sitio es un encanto, nosotros no hemos visto nada igual. Pasear por sus calles, viendo la vida pasar es un privilegio, sobre todo por la ausencia de turistas.
La población de Kandovan ronda los 700 habitantes, de los cuales la mayoría se dedican a la ganadería y a la agricultura. El aumento del turismo en esta zona, ha hecho que algunos locales vendan en sus tiendas artículos para turistas. Pero no hay que asustarse, sólo son un par de tiendas, las demás son para artículos de primera necesidad.

Casas cueva de Kandovan, Iran

Nuestra casa-cueva estaba en lo alto, por lo que tuvimos que bajar unas resbalosas escaleras, que unidos a los regalitos que nos habían dejado un rebaño de cabras, hacían el descenso un poco complicado.
La calle principal, o única calle :), va paralela a un pequeño rio de montaña, cuyas aguas bajan del monte Sahand (de 3700 metros de altura) formando unas pozas naturales. De aquí se toma el agua que muchos locales y visitantes usan para problemas relacionados con el riñón. Nosotros ni nos acercamos a las pozas, con los dos o tres grados que hacía cualquiera se quitaba los guantes.
Para tener las mejores vistas de Kandovan tenemos que pasar el puente, continuar unos pocos metros, y tomar la primera calle a la derecha. Hay un pequeño sendero que deberemos seguir hasta el final para llegar a una explanada. Las vistas de 360 grados son de las mejores. Cadenas montañosas y nuestro Kandovan.

Casas cueva de Kandovan, Iran

Casas cueva de Kandovan, Iran

Para comer no pudimos elegir mejor, uno de los restaurantes que están cerca del rio. Nos prepararon el mejor kebab que hemos comido en todo nuestro viaje a Irán. Bien calentitos dejamos el tiempo pasar con una buena shisha, mientras empezaba a caer el diluvio universal. La lluvia dio paso a una gran tormenta, y cuando quisimos darnos cuenta estaba NEVANDO. Como dos niños pequeños nos asomamos a la ventana para ver como Kandovan se iba tiñendo de blanco.

Casas cueva de Kandovan, Iran

Teníamos que verlo, todo Kandovan con el manto blanco de la nieve. Cuando paró de nevar, nos enfundamos nuestros guantes, toda la ropa que llevábamos y nos fuimos de nuevo a la explanada. Aquí comenzaba quizás uno de los mejores momentos de este viaje que recordaremos siempre. Y es que si ya de por si el pueblo es precioso, ver como sus pintorescas formaciones rocosas de blanco, no tiene precio.

Kandovan nevando, Iran

Kandovan nevando, Iran

A la mañana siguiente nuestro particular cuento de invierno continuaba. Tras un sueño reparador y sin haber pasado nada de frio, abrimos la puerta a un sitio nuevo. Había estado nevando toda la noche y amanecía con un sol abrasador. El día era para enmarcar, no podíamos pedir nada más a esta experiencia.

Nuestros últimos momentos en Kandovan fueron de lo mejor de nuestra estadía, paseando por sus calles íbamos descubriendo como el pueblo despertaba. Las tiendas abrían, algunos niños se iban al colegio, los pastores comenzaban a sacar los rebaños y nosotros a nuestro rinconcito particular. Aquí la vida sigue su curso natural ajena a nuestros ojos de turista.

Kandovan nevando, Iran
Kandovan nevando, Iran
Kandovan nevando, Iran
Kandovan nevando, Iran

DATOS PRACTICOS

Salir de Kandovan no es tan complicado como podía parecer, incluso en pleno invierno. Hay taxis todas las mañanas que van a Tabriz (30.000 Tomanes, 7.5€), o a Osku (15.000, 3.75€). También descubrimos una manera más económica, y es que todos los días sale de Tabriz a Kandovan un minibús de uno de los dueños de la tienda. Cuando la cierra vuelve con él a Tabriz. El precio es muy económico y suele salir a las 5pm.
Por si algo de esto fallara lo mejor es que el taxista que os trae os de su teléfono móvil. Este era nuestro plan B. El precio era el mismo que para venir, 40.000 Tomanes.
Otra opción de ir a Kandovan es con una excursión organizada desde la oficina de turismo de Tabriz, que se encuentra cerca del bazar. También lo combinan con la visita a otras iglesias cercanas a la frontera con Armenia.
Si como a nosotros se te hace tarde para cenar, te encontraras todo cerrado. La mejor opción es ir al hotel Laleh Kandovan que está a la entrada del pueblo. Es un valor fijo y tan solo es un pelin más caro que la comida de los restaurantes de la zona.
Aunque el mejor souvenir que nos podemos llevar es el mantener en la retina un sitio precioso y autentico, también puedes comprar miel hecha por los locales. Tiene una pinta exquisita.

FELIZ CUENTO DE INVIERNO!!!!

Kandovan nevando, Iran

Anuncios

7 pensamientos en “IRÁN: Las casas cueva de Kandovan

    • Hola Jordi, gracias por el comentario.
      Es un sitio único, y eso lo hace especial . Nosotros también fuimos a Abyaneh, y nos gustó bastante, quizás también por que fuimos fuera de temporada y no había nadie más.
      Un abrazo

    • Hola
      El precio es por habitacion. tu luego si vais dos, pues dos, si vais 5 pues 5 dormis.. es el mismo precio SIN compartir con otras personas… (si no quieres 🙂 )…
      Ciao..
      Disfruta del viaje..

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s