IRÁN: La ciudadela de Bam y el bazar de Kerman.

La ciudadela de BamDespués de pasar una jornada inolvidable en el desierto de Dash-El-Lut, hoy tocaba patear los alrededores de la ciudad de Kerman. Decidimos que por lejanía lo primero que veríamos sería la ciudadela de Bam, que se encuentra a más de 200 kilómetros de la ciudad de Kerman, una de las más grandes de todo Irán.
La milenaria Bam, la más grande ciudad de adobe del mundo, fue declarada patrimonio de la humanidad por la Unesco en el año 2004. Construida en el año 500 antes de cristo, fue un punto importante dentro de la ruta de la seda. Esta ciudadela permaneció habitada hasta el año 1850, y todavía hoy se desconocen las razonas por las cuales fue abandonada.
La ciudadela de BamEl 26 de Diciembre de 2003 la ciudad fue destruida casi por completo por un terremoto. Más del 80% de la ciudadela quedó en escombros al igual que sus alrededores. Debido a su importancia histórica se ha invertido mucho capital en su reconstrucción. Para que Bam vuelva a la “vida” se están siguiendo las mismas técnicas de construcción que hace dos mil años. Esta labor es lenta; quién sabe si algún día podremos ver a la grandiosa Bam como lo fue antaño.


La ciudadela de Bam

COMO LLEGAR A BAM

Desde cualquiera de los hoteles te pueden conseguir un taxi que te lleve hasta la ciudadela. Nosotros optamos por intentar hacerlo por nuestra cuenta tomando savaris (coches particulares que hacen la función de taxis).
Primero hay que ir a la estación de savaris. Lo mejor es parar a cualquier coche en una de las vías principales, y decirles que quieres ir a “Savari Bam”
La ciudadela de BamUna vez en la estación hay que ir a la ventanilla principal y decirles nuestro destino. Los precios son por persona y están prefijados (110000 Rials 2,75€). Aquí te asignan un conductor que se pone en marcha cuando llene el vehículo.
Transcurridas las dos horas de trayecto, nos dejan en una rotonda donde hay que parar un savari que nos lleva a la ciudadela (40000 Rials 1€).

VISITANDO LA CIUDADELA

El taxi nos dejó a las puertas de la ciudad amurallada de Bam o Arg-e Bam. Una vez pagada la entrada (150000 Rials 3,75€) nos metíamos de lleno en un trocito de la historia de Irán.
La ciudad de Bam, con sus veinte mil kilómetros cuadrados de superficie, fue una parada importante de la ruta de la seda. Muchos eran los comerciantes que llegaban diariamente, y se sumaban a una población de más de diez mil habitantes. En la fortaleza había torres, baños, mezquitas, cuadras, un caravanserai, y un largo etc. Ahora la mayoría son solo ladrillos amontonados tras el terremoto del 2003.
Paseando en la destrucción se puede ver el enorme trabajo que están haciendo para recuperar Bam. Muchos son los edificios que han sido ya restaurados, pero todavía queda mucho trabajo por hacer para que Bam vuelva a ser lo que fue.

La ciudadela de Bam

La ciudadela de Bam

El mal tiempo no acompañó nuestra visita. La lluvia hizo acto de presencia, que unida con el viento nos hacía refugiarnos a cada pocos pasos. No hay nada como mezclar, lluvia, viento y un refugio de adobe para acabar de barro hasta las cejas . Con mucho esfuerzo llegamos a las murallas de la fortaleza; la parte más restaurada desde donde se tienen una vista de casi todo el recinto.
Tras un largo paseo por sus calles se nos acercó una familia iraní. Con su poco ingles al final logramos entender que eran de una zona cercana a Bandar Abaas, nuestro próximo destino. Los hombres iban vestidos totalmente de blanco, mientras que las mujeres lucían velos negros con motivos de colores. Lo que más destacaba eran las joyas que llevaban. Muy simpáticos y extrañados de que alguien de tal lejos quisiera visitar su país, no pararon de hacerse fotos con nosotros, pero solo los hombres, las mujeres lo tenían prohibido. Una de ellas se quitó todas sus joyas y vistió a Carmen para que se hiciera fotos y tuviéramos un recuerdo. Esto Fue la guinda del pastel a nuestra visita “agridulce” por Bam.

La ciudadela de Bam

La ciudadela de Bam

La ciudadela de Bam

La ciudadela de BamTocaba deshacer el camino andado. Nuestro objetivo principal era ir a Rayen, la otra ciudadela que se encuentra cerca de la ciudad de Kerman. Desde Bam paramos a un coche que nos llevó a la estación de savaris que van a la ciudad. No conseguimos que ninguno nos llevara a Rayen, a un precio razonable. La incesante lluvia nos hizo cambiar de idea y volver a Kerman.
Llegamos a un acuerdo con un hombre que volvía a la ciudad a ver a su mujer enferma. Lo primero que hizo fue preguntarnos si habíamos comido algo. Ante nuestra negativa, nos sacó dos bandejas del maletero con arroz y pollo; la hospitalidad de este país no dejaba de sorprendernos. Entre nuestro poco iraní y unas cuantas palabras de inglés fuimos amenizando las dos horas de camino que pasaron volando. Cuando llegó la hora de despedirnos no aceptó nuestro dinero. El no cogía dinero a sus amigos, y en eso nos habíamos convertido en el trayecto. Ni siquiera dejó que pagáramos un par de cervezas light en la gasolinera. Esto es a lo que hay que acostumbrarse cuando viajas por Irán, uno de los países más hospitalarios del mundo.

VISITANDO EL BAZAR DE KERMAN

Nuestro amigo nos dejó muy cerca de la entrada al Bazar, uno de los más grandes de todo Irán. Como el resto que nos hemos encontrado en otras provincias iraníes, está dividido en varias secciones; orfebrería, especias, artesanía, artículos de primera necesidad, y un largo etc. Estos sitios son quizás los que más nos gusta visitar en nuestros viajes. Aquí se puede ver el día a día de los iraníes, por no hablar de los olores tan característicos y tan diferentes.
Bazar de KermanmBazar de KermanmAdemás de por la riqueza natural, Irán es conocida por la exportación de dátiles. Según nos comentaron los de mejor calidad se encuentran en la provincia de Kerman. No podíamos irnos sin probarlos. Nada más entrar, muy cerca de la mezquita, hay muchas tiendas donde comprarlos en cajas o al peso. No habíamos probado manjar igual, y a un precio de risa (40000 Rials, 1€).
Bazar de KermanmUno de los sitios que se pueden visitar es la Casa de baño de Ganjali Khan (100000 Rials 2,5 €); un Hammam construido en el siglo XVII por uno de los gobernantes de la era Safavida. Este recinto es ahora un museo donde se plasman por medio de figuras, las escenas cotidianas de un día cualquiera en el baño. Cabe destacar la impresionante sala octogonal con sus diferentes habitaciones, cada una para un fin distinto.
Bazar de KermanmTras un largo paseo tocaba volver a nuestro hotel, recoger las mochilas y poner rumbo a la estación de autobuses. Un paisano que vendía cebollas a los hoteles fue nuestro “taxista”. Antes de dejarnos a nosotros hizo la ronda por los restaurantes y nos sacó un par de platos de arroz con verduras para cenar. Seguimos flipando con esta gente.
Llegamos a la estación de autobuses. Hoy tocaba nuestro primera bus VIP (255000 Rials 6,3€ 8 horas.). Ya nos habían contado que los transportes en Irán eran de lo mejorcito, y damos fe que es así. Son cómodos, reclinables casi totalmente, y con espacio suficiente para poder descansar bien. Además te dan agua, un zumo, galletitas y algún bollo.
Hay que tener en cuenta que en las estaciones de buses no hay mucha gente que hable inglés. Es conveniente llevar nuestro destino apuntado en farsi, y que nos digan de qué dársena sale nuestro bus. Normalmente suelen ser bastante atentos con los extranjeros, pero no está de más ser precavidos.

DATOS PRÁCTICOS

  • La principal pregunta es ¿Merece la pena visitar Bam? No sé si fue el mal tiempo, la poca visibilidad, o que quizás esperábamos algo más, pero la visita no nos llenó. A pesar de las continuas labores de restauración, la ciudad todavía está en ruinas casi por completo. Si a esto le añades que hay que invertir unas dos horas en ir, otras dos en ver la ciudad y otras dos en volver, se va un día entero.
  • Si decides visitar Bam y Rayen la mejor opción es ir primero a Rayen desde la estación de savaris de Kerman. Desde aquí sí que hay transporte regular a Bam.
  • En los alrededores de Bam es complicado encontrar sitios para comer. Es conveniente llevar algo de agua y comida para pasar el día.
  • Hay excursiones que ofrecen la visita a Rayen, Mahan y ver atardecer en los Kaluts. Se suelen contratar en los hoteles, y ronda los 40 €.
  • Kerman es una ciudad muy grande y difícil de manejar. Lo mejor es siempre movernos con taxis o savaris.
  • Para dormir en Kerman optamos por el Akhavan hotel (1600000 Rials, 40€). Un hotel bastante bueno con wify, desayuno y cena incluidos. Estuvimos mirando otras opciones más baratas (que las hay), pero no nos convencieron ni por el precio, ni por la calidad de las habitaciones. En este caso preferimos pagar un poco más y estar más a gusto.
  • En la parte de atrás del hotel hay un pequeño centro comercial con cafeterías donde fumar shisha o tomarte un té. Es un sitio muy chulo para relajarse al finalizar un día de caminatas.
Anuncios

8 pensamientos en “IRÁN: La ciudadela de Bam y el bazar de Kerman.

  1. Qué pena que el tiempo no acompañara, porque Bam tiene buena pinta. Me ha recordado a las ciudades de adobe del sur de Marruecos, que me encantaron. Y el hamman se ve súper chulo, pena que fuera un museo y no os pudiérais bañar, aunque supongo que habrá por toda la ciudad, ¿no? Hasta hace poco nunca me hubiera planteado Irán pero por todo lo que estoy leyendo y viendo me están dando ganas 🙂
    Un abrazo de la cosmopolilla

    • Efectivamente, hay zonas que se parecen mucho a las Kasbash del Valle del Dades. (muy bonito también). Esta precisamente esta muy derruida, hay otras como Yazd, o Meybod que están mejor conservadas.
      Y si, hay muchos baños que todavía no son museos..
      Saluds

  2. 150000 rials no llega a 4€… joeee… Yo estoy encantada con toda la información que está cayendo en mis manos últimamente sobre Irán. Llevaba tiempo pensando en ir, pero no estaba muy convencida por aquello de cómo están las cosas. Pero me alucina todo, cada vez quiero ir más. El de las cebollas repartiendo y sacándoos la comida, qué auténtico. Y el otro, le decía que no queréis comer, y toma bandejazos. Me recuerda a Palestina. Gracias por compartir.

  3. Que mala onda que no les tocara buen tiempo:( nosotros ya no alcanzamos a visitar nada de esa zona por que no nos alcanzaron los dias.

    Gracias por compartir tu viaje a Iran, mientras mas seamos los que digamos lo hospitalarios que son mas gente sabra que lo que dicen en la television no es verdad (o al menos a diferenciar entre la gente y el gobierno).

    Saludos!

    • Efectivamente, Irán es un destino que lo tiene casi todo, y nada es como la propaganda que quieren hacer de él. De los viajes que más nos han gustado. Y siempre nos hemos sentido muy seguros.

      • Igual nosotros, nos sentimos super seguros 🙂

        Eso si, dejemos de lado el como manejan hahahaha cruzar la calle era toda una aventura!!

  4. Pingback: IRÁN: La ciudadela de Bam y el bazar de Kerman - i am travel blogger

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s