Malta. Paseo por Medina y Rabat. Visita a las catacumbas de San Pablo

La visita a Medina y Rabat es obligada si vas a Malta. Tanto uno como otro no te dejan indiferente, la quietud de la Medina con sus paredes repletas de ocres que van cambiando según le da la luz, las catacumbas de Rabat, sus calles. Todo se quedará en mí retina como algo único.

Al ser un punto muy turístico es conveniente no coincidir con las visitas guiadas. Suelen llegar todo el día hasta las 6 de la tarde. Hora en que la Medina se queda sólo para unos pocos afortunados.

Yo enlacé esta visita con el Trekking de Dingli a Blue Grotto, y ya andaba un poco cansado, así que decidí que vería la ciudad y volvería otro día al anochecer. La manera de llegar desde Bugibba es con el bus X3 que va al aeropuerto, parándonos en Rabat 2. Justo aquí está la estación de autobuses que esta entre Medina y Rabat.
Dado que no tenía mucho tiempo y ya eran las cuatro de la tarde, mi primera opción fue ir a Rabat a visitar las Catacumbas de San Pablo. Menos mal que fui a esa hora, ya que la última entrada es a las cuatro y cuarto de la tarde y cierran a las cinco. Con una hora hay más que suficiente para ver bien las Catacumbas. La entrada cuesta 5 euros, con una audioguía en castellano totalmente imprescindible. A simple vista el recinto es pequeño, pero que no nos engañen las apariencias, lo más importante está bajo el suelo, y hay mucho que ver. Un recinto de 2000 metros cuadrados llenos de historia.
Sigue leyendo

Anuncios