Senderismo por los Barrancos de Gebas en Murcia

Barrancos de Gebas y Embalse de AlgecirasEn el interior de Murcia, bordeando Sierra Espuña, tenemos uno de los paisajes más impactantes de la región, Los Barrancos de Gebas. Este espacio natural protegido se ha ido formando por la erosión fluvial y el viento, dando lugar a lo que se denomina como Bad Lands o paisaje lunar. El terreno, en su mayoría arcilloso, se ha ido modelando poco a poco hasta dar forma a una serie de cárcavas y cañones, que junto con el color turquesa del embalse de Algeciras forman una preciosa postal.Barrancos de Gebasy Embalse de Algeciras

Sigue leyendo

Senderismo por las Barrancas de Burujón en Toledo

Ruta por las Barrancas de Burujón
A unos 30 kilómetros de Toledo capital se encuentran uno de esos parajes naturales más bonitos de la zona. Declaradas patrimonio natural en 2010, las Barrancas de Burujón, o Cárcavas de Castrejón son una serie de cortados arcillosos formados por la erosión del viento y la lluvia. Fue a partir de esta fecha cuando empezaron a conocerse masivamente, siendo el escenario elegido para rodar algunas series de televisión y spots publicitarios, como el de coca cola.

Ruta por las Barrancas de Burujón

Sigue leyendo

COSTA RICA: Paque Nacional Gandoca-Manzanillo

Visita A La Reserva Gandoca-Manzanillo A pocos kilómetros de la frontera con Panamá se encuentra Manzanillo, una pequeña localidad del caribe costarricense. Aquí está el refugio Gandoca Manzanillo, un paraíso natural donde la fauna campa a sus anchas a cada metro cuadrado.

COMO LLEGAR DE TORTUGUERO A MANZANILLO

El trayecto desde Tortuguero a Manzanillo es largo y costoso. La opción más rápida fue la que nosotros tomamos, ir primero a Moin en barca (30$,4 horas) y después coger un taxi hasta Manzanillo (10$,1 hora). El trayecto en lancha merece muchísimo la pena. Vas por los canales hasta llegar a Moin. Es fácil ver cocodrilos, monos y distintos tipos de aves. Si algo interesante aparece, el lanchero parará para poder verlo mejor. mapa  Reserva Gandoca-Manzanillo Tuvimos la suerte de tener como taxista a un entusiasta de los animales, y nos paraba cada vez que veía algo. Antes de llegar a nuestro destino vimos en los arboles nuestro primer perezoso. Una bonita forma de empezar nuestro periplo por el caribe de Costa Rica.

Perezoso en Costa Rica

PARQUE NACIONAL GANDOCA-MANZANILLO

Este parque nacional tiene 5000 hectáreas de parte terrestre, y 4000 hectáreas marítimas. La reserva es el refugio de muchas especies, desde grandes mamíferos como el perezoso, hasta las ranas de apenas un par de centímetros. Aunque la principal atracción son las caminatas por la selva y ver animales en su hábitat natural; también se puede hacer snorkel y buceo; ver delfines e incluso manatíes; tours guiados para ver el desove de la tortuga Baula (de Febrero a Mayo); o simplemente disfrutar de sus playas, que según los locales son de las más bonitas de la zona del caribe costarricense. Mariposa Buho,Visita A La Reserva Gandoca-Manzanillo CUANDO IR

La mejor época para visitar el parque es la seca, que van desde Marzo a Mayo, y también Septiembre y Octubre. Estos meses son los mejores para disfrutar de las playas y poder hacer snorkel. Si vas en otros meses te podrás encontrar lluvias. No te impedirá disfrutar del parque y ver animales, damos fe de ello, pero si hacer snorkel.

RUTA POR EL PARQUE

La primera hora de la mañana es la mejor para ver fauna. Los animalitos empiezan su rutina matutina a la salida del Sol. Con esa premisa nos levantamos bien prontito para tener más posibilidades. Con lo que no contábamos era con un tiempo de perros; había estado lloviendo toda la noche y por si esto fuera poco hacia un viento de mil demonios.

Cuatro horas tardó en cesar de llover. Tiempo que aprovechamos para desayunar y desmoralizarnos un poco. La dueña de la soda no hacía más que decirnos que no había posibilidades de ver nada tal y como estaba el tiempo. Pero en la selva todo es posible y nos lo demostraría más adelante.

El parque se encuentra a pocos metros a las afueras del pueblo. Tan solo hay andar un poco para empezar a ver las indicaciones que nos llevan a la entrada. Esta se encuentra entre una laguna y el mar caribe, no tiene perdida. Cuando llegamos allí nos llevamos la primera sorpresa; las lluvias habían desbordado la laguna y era bastante complicado pasar. Nos estábamos remangando los pantalones, cuando llegó un hondureño que tras interesarse por nuestra nacionalidad, nos dejó su caballo para cruzar; comenzaba la aventura.

Visita A La Reserva Gandoca-Manzanillo

Visita A La Reserva Gandoca-Manzanillo

Visita A La Reserva Gandoca-Manzanillo
El bosque en la reserva es del tipo lluvioso tropical, con zonas de bosque primario, manglares y humedales, que lo hacen un sitio único en la costa caribeña. Este tipo de bosques se dan mucho en Costa Rica; árboles inmensos cubiertos de musgo; vegetación exuberante mires a donde mires; y playas que quitan el hipo.
Con la mirada puesta en las copas de los árboles fuimos caminando por la selva de Manzanillo En un silencio absoluto, roto solamente por los pájaros y algunos monos congo, encontramos nuestra primera indicación que nos llevaba a “El Mirador”. Es un acantilado con vistas a una de las playas vírgenes más bonitas de la zona.

Araña hembra, Visita A La Reserva Gandoca-Manzanillo

Mirador Reserva Gandoca-Manzanillo

Mirador Reserva Gandoca-Manzanillo

Volviendo al camino principal, empezamos a escuchar un ruido entre las ramas. Algo pasó muy cerca de nosotros y subió a un árbol. Era nuestro primer animal en el parque y no sabíamos identificarlo. El curioso animalito empezó a escrutarnos y a enseñar los dientes desafiante. Ahora ya lo teníamos claro, era un hurón o taira. Son muy comunes en los bosques tropicales de Centroamérica. Fue una suerte, porque no volvimos a ver a este animal en ningún otro parque del país.

Huron, Reserva Gandoca -Manzanillo
En estas caminatas por la selva para ver fauna lo esencial es ir muy despacio, y atento a los sonidos que te da la naturaleza. Y así íbamos despacito cuando apareció a lo lejos un par de guatusas. Este mamífero es como un roedor pero de más tamaño. Ya nos lo encontramos campando a sus anchas en el complejo Palladium en México.

Guatusa, Reserva Gandoca -Manzanillo
Vimos más animales, arañas, y distintos tipos aves, pero todavía no aparecía el tan ansiado mono. En Tortuguero nos cayó la del pulpo en la barca, y no pudimos llegar a la zona de los primates. Parecía que esta vez nos íbamos a quedar también con las ganas. De repente unas hojas empezaban a caer. Instintivamente miramos a las copas de los árboles y allí estaban, una pareja de monos araña saltando de rama en rama. Que ilusión nos hizo.

mono, Reserva Gandoca -Manzanillo

Como no hay mal que por bien no venga, las lluvias sacaron a la palestra a otros animalitos que teníamos muchas ganas de ver, las ranitas. Habría como cinco de color marrón intenso, y varias negras. Cada una no tenía más de dos centímetros, por lo que nos sentimos bastante orgullosos de haberlas podido ver en libertad.

Ranas, Reserva Gandoca -Manzanillo

Ranas, Reserva Gandoca -Manzanillo

Ranas, Reserva Gandoca -Manzanillo

El Video de nuestro paso por el refugio Gandoca-Manzanillo:

DATOS PRÁCTICOS

A diferencia de otros parques naturales que hemos visitado en Costa Rica, este no tiene senderos marcados, y puedes caminar por todo el parque. El principal inconveniente es que es fácil perderse. Siempre hay que tener en cuenta donde está el mar, eso nos sacará del parque en una dirección u otra.
Hasta la fecha no hay un precio marcado para la entrada en el parque.
Se puede hacer una visita con guía naturista. Estas suelen costar unos 35$ por persona, con una duración de 4 horas. Nosotros intentamos hacerlo con Abel Bustamante (crlocalguide@hotmail.com), pero el mal tiempo no lo hizo posible.
Complementando la visita al refugio podemos ir al Centro de Rescate Jaguar (http://www.jaguarrescue.com/español/). Aquí los animales con problemas pasan un cierto tiempo hasta que pueden volver a la jungla. Ofrecen visitas guiadas a las 9:30 y 11:30, a 18$ por persona.
La excursión a Manzanillo se puede hacer en un día desde Cahuita. Hay autobuses cada poco tiempo que suelen tardar una hora (1205 colones).
Si dispones de poco tiempo se pueden visitar los dos parques (cahuita y manzanillo) en un día. Aunque nosotros recomendamos estar un día en cada sitio. Ya no solo por ver los parques más relajadamente, también por disfrutar del ambiente caribeño que hay en ambos sitios.
En el pueblo de Manzanillo no hay problema para alojarse. Nosotros estuvimos en Something Diferent . Unas cabinas bastante acogedoras y muy tranquilas. El precio fue de 35$ con baño.

Hotel Manzanillo

INDONESIA: Flores. Kelimutu, la magia del volcán que cambia de color.

Subir a un volcán es algo que todo el mundo debería hacer al menos una vez en la vida. Indonesia está en el anillo de fuego del Pacifico, por esto es uno de los países del mundo con mayor número de volcanes. Por lo tanto si estas por la zona y si quieres subir a uno, no tienes excusa para admirar un poquito más de cerca las entrañas de la tierra. Los hay de fácil ascensión, como el Bromo en Java o el Sibayak en Sumatra, y de varios días de senderismo como el Rinjani en Lombok.

Volcan Kelimutu, Flores, Indonesia

Sigue leyendo

Valle de Tena IV (2/2): O Saldo de Escarrilla y bosque del Betato en Otoño.

VALLE_DE_TENA_041_SALDO_DE_ESCARRILLA_PORTADA

La luz ya se empieza a colar es nuestra habitación, es hora de levantarse. Para los que vivimos en el interior la sensación de abrir las ventanas, encontrarte rodeado de montañas y respirar aire puro, no tiene precio. Hoy tocaba retirada, recoger mochilas y abandonar este valle que tantas satisfacciones nos ha dado.
Para este segundo día teníamos pensado hacer la ruta de los lagos o ibones de Ayous, en el lado francés. Un arcoíris nos hacía presagiar lo inevitable, el mal tiempo se había apoderado de los pirineos y no dejaba ver casi nada. En la frontera con Francia el panorama no era mucho mejor, la niebla era cada vez más densa y más baja. Los planes están para cambiarlos, lo bueno de la montaña es que el tiempo varía mucho de una zona a otra, así que nos dimos la vuelta y nos fuimos a Escarrilla localidad donde haríamos la ruta de O Saldo de Escarrilla.

Sigue leyendo